Piensa que ellos están adquiriendo información sobre ti para saber si eres adecuado para el puesto. Y tú, de la misma manera, debes intentar obtener la información necesaria para saber si el cargo es adecuado para ti.

Nosotros hemos seleccionado cuatro preguntas clave para realizar en una entrevista de trabajo. Puede que te las resuelvan antes de preguntar, porque los reclutadores expertos ya suelen conocer los comportamientos de los candidatos. Si no es así, no tengas temor de preguntar, mostrará que tienes interés e iniciativa.

1. ¿Qué buscáis para este puesto? A partir de esa pregunta podrás repreguntar refiriéndote a la responsabilidad, las tareas, el horario…

2. ¿Cuál es el sueldo? Normalmente te lo dirán ellos, o incluso vendrá especificado en la oferta, pero si no lo hacen, no dudes en preguntar. Nadie trabaja, o nadie debería trabajar, gratis.

3. ¿Existe algo de mí que no sea acorde con el puesto? Muy directo, hay que saber cómo decirlo y solo si lo consideras oportuno. Esta pregunta depende de la personalidad de cada uno y de cómo de distendido esté el ambiente.

4. ¿Algo que aclarar? Por si queda alguna duda, siempre está bien decirlo. Es una buena forma de terminar una conversación.