Una de las principales ventajas es el ahorro de tiempo ya que, acciones que se hacen con un simple “clic” en un programa de ordenador, tardan horas en ser realizadas por una persona “a mano”. Ahorrar tiempo con éste tipo de cosas permitirá a tus empleados dedicarlo a otras más importantes para el devenir de tu empresa.

Por supuesto, y relacionado con el punto anterior, también ahorrarás tiempo, esfuerzo y dinero formando a tus empleados para hacer determinadas tareas. Resulta mucho más sencillo para todos hacerlo de un modo más automatizado.

Te permitirá también estar a la vanguardia tecnológica, ser más competitivo con el resto de las empresas de tu sector. Si la tecnología y la automatización de tu empresa tienen un gran potencial, tienes más probabilidades de destacar frente a la competencia que si te mantienes “anclado en el medievo”.

También es buena la automatización de cara al cliente, no sólo “de puertas para dentro” de tu negocio. A los clientes les gustan las cosas que se adquieran o se disfruten de forma sencilla, fácil y accesible. Por lo tanto también es bueno que comiences a automatizar cosas de cara a tus usuarios. Por ejemplo: si tienes una peluquería de toda la vida, permite a tus clientes pedir cita a través de internet.