Tras dejar un trabajo muchas personas creen que su antigua empresa no comentará ningún dato sobre los motivos o razones que le llevaron a abandonar su puesto pero la realidad es diferente. En realidad no existe ningún límite sobre la información que tus antiguos directivos pueden dar sobre ti y, por tanto pueden contar los motivos de tu despido o tu trayectoria dentro de la compañía.

Es importante tener esto en cuenta cuando llega el momento de dejar o de que te despidan de un trabajo porque antes de contratarte cualquier empresa verificará tus referencias. Si terminas de buenas maneras con tus antiguos jefes probablemente darán buenos datos de ti y te comunicarán lo que dirán cuando les pidan información.

A la hora de contestar sobre tus antiguos trabajos en cualquier entrevista laboral cuenta la verdad porque, si al tomar referencias, se dan cuenta de que la realidad fue otra, dejarás de ser una opción para conseguir el puesto al que estás optando. Aunque si crees que tus antiguos directivos pueden contar mentiras o tergiversar la situación que ocurrió coméntalo directamente y previo a que la empresa a la que estás optando se ponga en contacto con ellos, así evitarás cualquier problema derivado del mismo.