Se consolidan los sectores profesionales como el e-commerce y el marketing online. Y puestos como los de Store Manager y el Key Account Manager probablemente aumentarán su demanda en los próximos meses. La industria de Internet sigue creciendo a pasos agigantados, y todos aquellos que vinculen su formación a la tecnología encontrarán un filón este nuevo año.

Por otro lado ya en el terreno de las ventas, los diseñadores, los Retail Managers y los jefes de producto se consolidarán como los profesionales más demandados, junto a los ejecutivos de cuentas.

También en los próximos meses los ingenieros serán de los profesionales más demandados seguidos muy de cerca por los sanitarios (y los expertos en nuevas tecnologías antes mencionados).

Sin embargo, hay un ejemplo que ilustra a la perfección el estado de las candidaturas de empleo: de entre los 800 y 1.300 candidatos que se presentan a una oferta de trabajo, sólo el 57% de las solicitudes se ajusta al perfil que requiere esa empresa. El 60% de los procesos fracasa por la falta de candidatos especializados.

Lo que se desprende en definitiva, es que las empresas quieren contratar personal con habilidades muy específicas, idiomas y experiencia internacional demostrable. Y eso es algo que muy pocos cumplen y que marcará el punto de inflexión en los próximos meses.