1. Crea un proyecto personal. Sé creativo y monta un pequeño negocio que puedas poner en marcha de forma fácil desde tu casa. No hace falta que sea una gran empresa con un gran número de clientes, con una pequeña marca online será suficiente para comenzar tu andadura como emprendedor.

2. Continúa formando parte de asociaciones profesionales. Trata de continuar asistiendo a reuniones o a conferencias relacionadas con los intereses de tu carrera. En estas actividades podrás interactuar con otros profesionales de tu sector para ampliar tu red de conocidos y mantenerte en contacto a la vez.

3. Mantén al día tus habilidades. Es importante que no olvides tus conocimientos y que sigas al día asistiendo a seminarios o cursillos que te permitan, incluso, actualizarte.

4. Crea un nuevo camino. Aprovecha tu nueva situación para probar algo nuevo y plantearte si necesitas un cambio de carrera. Quizás tus intereses hayan cambiado y sea hora de dar un giro completo a tu vida profesional.

5. Realiza un voluntariado. Colaborar con alguna asociación u organización cívica puede ser una vía interesante para rellenar tus periodos de inactividad laboral. Invertir tu tiempo en completar proyectos estratégicos y fijarte objetivos comunes te ayudará a progresar como persona.

6. Trata de reducir tu jornada actual. Si debes dejar tu trabajo por un tiempo intenta negociar con tu jefe para que te asigne algún tipo de trabajo que puedas realizar a distancia periódicamente o que, si es posible, establezca una reducción de jornada para ti.

7. Propón crear un puesto de trabajo compartido. Esta nueva vía puede ser positiva tanto para ti como para la empresa siempre y cuando tengáis una buena comunicación. Los participantes podréis invertir vuestro talento para sacar adelante un objetivo común.

8. Trabaja a tiempo parcial. Te ayudará a mantenerte al día y a que tus habilidades y conocimientos continúen en desarrollo. Además podrás aportar un salario que te ayudará a mantenerte y a desarrollar tus proyectos.

9. Mantén el contacto con tu red profesional. No pierdas la razón con las personas de tu ámbito profesional porque conocer a más gente de tu mismo sector es más complejo que continuar en contacto con los que ya conoces. Ellos conocen y r valoran tu talento por lo que hablarán bien de ti cuando decidas incorporarte a un nuevo puesto.

10. Actualiza tu currículum. Vete incluyendo las nuevas habilidades, actividades y cursos que vayas desarrollando durante tu tiempo fuera del mercado laboral. Estos nuevos conocimientos pueden ser claves a la hora de encontrar un nuevo trabajo y reincorporarte al mundo profesional.