Eso no quiere decir que exista un único lugar correcto, seguramente a lo largo de tu carrera profesional encuentres diferentes sitios en los que te sientas cómodo trabajando. Incluso puede que el mismo lugar sea negativo y positivo a la vez, en diferentes circunstancias de tu carrera profesional.

Ahora, te vamos a mostrar diferentes formas de distinguir si te encuentras en el lugar correcto para desarrollar tu carrera.

1. Te permite llevar una vida equilibrada. Duermes las horas necesarias, tienes una buena alimentación y te deja tiempo para disfrutar más allá de la vida laboral.

2. Sientes que tu actitud respecto a tus compañeros es positiva. Si cada vez que vas a trabajar, lo haces con una sonrisa. Si tus compañeros te quieren tener cerca, en vez de lejos. Es una buena señal.

3. No necesitas café para mantenerte despierto. Si te despiertas cada día con energía, después de haber dormido las horas necesarias, seguramente está relacionado con la motivación que te produce tu trabajo.

4. El tiempo pasa rápido y no tienes problema si algún día necesitan que hagas horas extra. Si quedarte más tiempo trabajando no te parece un suplicio, es que te sientes bien haciéndolo.

5. No estás interesado en buscar otro empleo. O por lo menos, has apartado durante un tiempo la búsqueda de nuevos proyectos. Estás satisfecho con lo que ya haces.