Está bien que disfrutes de las fiestas, no te estamos diciendo que sigas igual de rígido que el resto del año. Es verdad que en las navidades solemos encontrarnos en un ambiente más distendido, también en la oficina.

Seguro que te esperan cenas navideñas, reencuentros familiares o de amigos e incluso viajes. Te vamos a mostrar cinco formas en las que podrás perder tu trabajo durante las fiestas navideñas. Para que no cometas ninguno de los siguientes errores, porque puede que no pierdas tu trabajo, pero seguro que no le hará gracia ni a tus compañeros ni a tus jefes.

1. Beber demasiado en la cena navideña de la empresa. Debes guardar las formas durante el encuentro. Si notas que te está afectando demasiado el alcohol, lo mejor es que te retires a tiempo.

2. Ligar con compañeros de oficina durante la cena. En un ambiente más distendido que la oficina, y quizá con un par de copas de vino, puede que te sientas atraído por personas con las que trabajas. Nunca te dejes llevar por el momento, ya que puede acarrearte problemas al día siguiente.

3. Llegar de “resaca” a la oficina. El único día que está perdonado ir un poco cansado a la oficina es después de la cena de la empresa. El resto de días debes apañártelas para rendir igual que siempre. A pesar de que hayas salido la noche anterior.

4. Perder un avión/tren o verse afectado por una huelga. Eso puede suponer que pierdas un día de trabajo. Por eso es mejor que seas previsor y no planees volver a la ciudad a la que trabajas justo el día antes, o incluso unas horas antes.