Las solicitudes de recomendación sólo se pueden hacer a contactos que ya tengas en tu “agenda” de LinkedIn. Y para hacerlas tienes que:

1. Acceder a tu cuenta de Linkedin

2. En la esquina superior derecha se despliega un menú

3. Seleccionar “privacidad y configuración”

4. Ahí aparece la opción “Gestiona tus recomendaciones”

5. Pincha en la opción “pide recomendaciones”

6. Luego elige “trabajo/estudios sobre los que quieres que te recomienden”, “persona que quieres que te recomiende•, mensaje para solicitar la recomendación…

7. Las puedes consultar siempre que quieras en “recibidas”

8. Si tienes algunas que no quieres mostrar puedes ocultarlas pinchando en “visibilidad”

Además tienes que tener en cuenta ciertos “trucos” para que sean lo más efectivas posible, por ejemplo:

Menos es más. Si tienes muchísimas recomendaciones, vas a generar desconfianza. Lo perfecto es tener una o dos por cada puesto de trabajo que hayas realizado, y mejor si son de tus jefes más directos. Eso sí es creíble.

Si la recomendación es sencilla, mucho mejor. Está claro que tú no eliges lo que poner en la tuya, pero si algún día tienes que hacer una, es mejor que sea clara y concisa.

Cuidado con recomendar a las mismas personas que te recomiendan, porque puede parecer un “trueque” de recomendaciones. Las personas que lo vean pueden pensar que te la han hecho porque tú la has devuelto.