1. El monopatín aerodeslizador o ‘skater Hoverboard’
Es un monopatín que se desliza sin ruedas, sobre el aire. La compañía californiana Hendo lo ha hecho real. Lo malo es que es un producto demasiado experimental, ya que no se levanta más de dos centímetros del suelo y tiene una autonomía energética de 15 minutos.

2. Mangalyaan y Marte
India consiguió alcanzar un hito que hasta ahora nadie había sido capaz de lograr: llegar a Marte en un solo viaje. Fue el 24 de septiembre y desde entonces el satélite indio se encuentra orbitando en torno al planeta rojo.

3. Las fusiones nucleares
El científico Lockheed Martin asegura haber encontrado la clave que hace viable este tipo de explotación. Es una forma de obtención de energía altamente productiva y apenas contaminante. Si este avance es real, el mundo se encuentra ante una revolución energética sin precedentes.

4. La electricidad inalámbrica
La adaptación de tecnología inalámbrica en dispositivos como móviles y tabletas puede derivar en una adaptación similar a objetos cotidianos.

5. Pasos agigantados en la impresión en 3D
La impresión en 3D permite la producción de elementos complejos con un nivel de precisión nunca visto. Además, su desarrollo está suponiendo un importante progreso en el campo de la medicina gracias a la impresión de prótesis, etc.

6. Los relojes inteligentes
Admirados por unos y criticados por otros, están en fase de crecimiento. Veremos hasta dónde son capaces de llegar.

7. Privacidad protegida por smartphones
Tras muchísimos escándalos por espionaje y falta de privacidad en nuestros teléfonos móviles, llega una nueva gama con más barreras. Ofrecen una serie de condiciones de seguridad que trasmiten a sus propietarios una sensación de protección continua.

8. Una nevera que no sólo sirve para guardar alimentos…
Neveras con licuadora, altavoces, USB, o ruedas, para poder desplazarlo a cualquier sitio. ¿Qué te parece?

9. El chip que protege tu espalda
El chip Lumo te avisa de que estás adoptando una postura incorrecta.

10. El coche eléctrico de BMW
El modelo de BMW es capaz de alcanzar los 177 kilómetros por hora y con una carga de tan solo tres horas. Además, su diseño innovador permite acelerar y frenar desde un solo pedal. No tiene nada que envidiarle a un coche tradicional.