1. Perseverancia
La confianza en si mismas y en sus objetivos sumado a la capacidad de seguir adelante a pesar de los obstáculos que se puedan presentar es imprescindible para poder tener una carrera exitosa. Las mujeres deben aprovechar sus rasgos innatos, como su intuición, para poder aplicarlos en el sector profesional. La perseverancia es vital para poder vencer los miedos y continuar adelante para alcanzar tus metas.

2. Organización y estructura
Tener una organización de trabajo propia ayuda a centrarte en el camino que debes seguir para alcanzar tus objetivos finales. Organizar tus días y crear un horario nos da la sensación de que nuestro día está estructurado y por tanto nos sentimos más productivos. Algo tan fácil como fijar una lista de tareas diarias, simples y concretas y ver que al final del día hemos sido capaces de terminarlas es una motivación que nos ayudará a completar los puntos que nos propongamos para el día siguiente. Otro factor importante es la puntualidad, un rasgo que refleja confianza y cortesía, ambos imprescindibles en el mundo de los negocios.

3. Separar la vida personal
Está demostrado que no es aconsejable que todos los compañeros de trabajo conozcan los problemas familiares y personales de los demás, sobre todo en el caso de las mujeres donde se puede distorsionar la percepción profesional con la personal de forma que se frivolice su imagen. Es vital desconectar del trabajo fuera del horario laboral para poder equilibrar la vida personal y conseguir desconectar y centrarse en el ámbito de cada uno.

4. Buenas comunicadoras
Para poder dar una conferencia, redactar un correo electrónico de negocios o mantener una reunión es necesario tener buenas habilidades de comunicación. Incluso las mujeres más introvertidas pueden modificar su conducta y conseguirlo simplemente prestando atención a los detalles. No se debe caer en coletillas ni en frases coloquiales si no que hay que estar segura previamente de lo que se quiere decir para transmitir confianza y cuidar los detalles que puedan surgir.

5. Mantenerse actualizadas
La mayoría de mujeres de éxito comienzan el día revisando diferentes periódicos e informándose a través de las redes sociales del mundo que las rodea. Hoy en día es imprescindible conocer el entorno global en el que operamos y, más allá, aquel que afecta directamente a nuestro ámbito de negocio. Con un horario y una organización correctas se puede estar informada y no perderse aquellas actualizaciones que puedan influir en su ámbito profesional.

También te interesa…

5 rasgos de mujeres líderes que levantan su propia empresa
Mujeres líderes (que debes conocer)
¿Cómo contratar más mujeres ejecutivas?
Los rasgos que convierten a las mujeres en grandes líderes