Los niños que padecen fracaso intestinal tienen en el doctor Francisco Hernández Oliveros, del Hospital Universitario La Paz de Madrid, a su mayor esperanza. El poder recibir un trasplante de intestino que les permita alimentarse con normalidad, depende del avance de la investigación que el equipo de este cirujano ha puesto en marcha gracias a una ayuda de la Fundación Mutua Madrileña.

Como el doctor Hernández Oliveros, otros 23 investigadores pudieron avanzar en sus proyectos en 2019 al recibir financiación de la Fundación Mutua Madrileña. En total, desde que comenzara su actividad en 2003, más de 1.400 proyectos han sido financiados con más de 60 millones de euros, en una convocatoria sostenida e ininterrumpida a lo largo de una década y media que ha permitido progresos en las áreas de oncología, trasplantes, enfermedades raras que se manifiestan en la infancia y traumatología.

Este mes de febrero, la Fundación Mutua lanzará su decimoséptima convocatoria anual de ayudas para apoyar la investigación médica que se hace en los hospitales públicos españoles. En el área de oncología, que cada año se centra en un tipo de tumor, este año dedicará sus ayudas al estudio de la etiopatogenia del cáncer de colon y recto y, por segundo año consecutivo, incluirá una partida específica para financiar estudios colaborativos, realizados por equipos de al menos cuatro comunidades autónomas distintas.

Además de esta convocatoria anual de ayudas, la Fundación Mutua Madrileña mantiene una colaboración desde hace 14 años con la Fundación Pro CNIC, en una apuesta decidida por la I+D+i en un ámbito como es el de las enfermedades cardiovasculares, cuyo impacto económico, social y humano está alcanzando niveles alarmantes.

El compromiso con la salud de la fundación se completa desde 2019 con dos programas, Impulso y Mejora, encaminados a facilitar terapias que mejoren la calidad de vida a niños con enfermedades raras y autismo. En total, en 2020 destinará 2,5 millones de euros a la investigación en salud con un único fin en mente: mejorar la vida de las personas.