"
"

BBVA gana 3.512 millones en 2019

El banco ha alcanzado un beneficio sin extraordinarios de 4.830 millones de euros en 2019, el mayor en 10 años.
Hombre del día: Peio Belausteguigoitia, responsable de BBVA España

Compartir

BBVA ha logrado un beneficio neto atribuido de 3.512 millones de euros en 2019, un 35% menos en comparación al año precedente, debido a la ausencia de la plusvalía que se anotó en 2018 por la venta de Chile y al ajuste del fondo de comercio en EE UU en el cuarto trimestre (1.318 millones de euros), ha publicado la entidad financiera.

Este impacto contable, según explica BBVA, se ha realizado por la desfavorable evolución de los tipos de interés en el país y la ralentización de la economía, y no afecta ni al patrimonio neto tangible, ni al capital, ni a la liquidez, ni a la capacidad de reparto de dividendos, ni a la cuantía de pago de dividendos del Grupo.

Sin extraordinarios, el banco ha logrado un beneficio de 4.830 millones de euros en 2019, un 2,7% más que en 2018, el más elevado en 10 años. En este sentido, BBVA destaca que las principales palancas que impulsaron este resultado fueron el incremento de los ingresos más recurrentes y la contención de los gastos de explotación.

Incluyendo el impacto del ajuste del fondo de comercio en EE UU en el cuarto trimestre y las plusvalías por la venta de Chile en 2018, el resultado atribuido descendió un 35% interanual, hasta 3.512 millones de euros. En este sentido, la entidad tiene previsto someter a la consideración de los órganos de gobierno un pago en efectivo de 0,16 euros brutos por acción en abril de 2020, manteniendo la misma cifra del año anterior.

En cuanto al resultado atribuido del cuarto trimestre estanco, quedó en negativo: -155 millones de euros. Excluyendo el ajuste del fondo de comercio de EE UU, el beneficio atribuido trimestral fue de 1.163 millones de euros, un 14,9% más que en el mismo periodo de 2018 (+14,5% a tipos de cambio constantes).

El margen de intereses del Grupo ha alcanzado 18.202 millones de euros en 2019, un 4,8% más en términos corrientes frente al ejercicio anterior (+5,6% a tipos constantes, es decir, excluyendo la variación de los tipos de cambio). Destaca la positiva evolución de México y América del Sur.

Las comisiones netas crecieron un 3,9% (un 4,2% a tipos constantes), hasta alcanzar los 5.033 millones de euros, con una evolución especialmente positiva en España y Turquía. Así, los ingresos de carácter recurrente (margen de intereses más comisiones netas) crecieron un 4,6% interanual (un 5,3% a tipos constantes), hasta 23.235 millones de euros, un récord histórico.

El resultado de operaciones financieras (ROF) registró una variación interanual del 16,6% (+18,9% a tipos constantes), hasta los 1.383 millones de euros, con una evolución muy positiva en el último trimestre del año gracias a los resultados generados en España y Turquía. El margen bruto alcanzó 24.542 millones de euros (+4,7% interanual a tipos corrientes, +5,4% a tipos constantes).

El margen bruto alcanzó 24.542 millones de euros (+4,7% interanual a tipos corrientes, +5,4% a tipos constantes), mientras que los gastos de explotación se mantuvieron contenidos, con un alza del 3% (+3,5% en constantes), por debajo de la inflación promedio de los países donde BBVA está presente (5,4% en los últimos doce meses).

El margen neto alcanzó 12.639 millones de euros en 2019, un 6,2% más que el año anterior (+7,4% a tipos de cambio constantes).

La mora más baja de los últimos diez años

La tasa de mora se situó en el 3,8% a cierre de ejercicio (la más baja de los últimos diez años), y la de cobertura, en el 77% (el nivel más alto en este mismo periodo).

El ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ se situó en el 11,74% al cierre de 2019, lo que supone un incremento de 40 puntos básicos en el ejercicio, gracias a la recurrente generación orgánica de capital, tras absorber 25 puntos básicos de los impactos regulatorios. Se mantiene así pues este ratio dentro de la horquilla objetivo del banco, de entre el 11,5% y el 12%.

En cuanto a balance y actividad, los préstamos y anticipos a la clientela registraron un crecimiento del 2,2% en 2019, hasta 382.360 millones de euros, con un incremento significativo en México, y en menor medida, en Estados Unidos y América del Sur.

Los depósitos de la clientela se incrementaron un 2,2%, hasta 384.219 millones de euros, mientras que los recursos fuera de balance crecieron un 9,8% con respecto al cierre de 2018, gracias a la buena evolución de fondos de inversión y de pensiones.

En España, el margen de intereses se redujo un 1,4% con respecto a 2018, en línea con lo esperado, y alcanzó 3.645 millones de euros en el ejercicio, al verse negativamente impactado, entre otros, por la entrada en vigor de la normativa NIIF 16 en enero de 2019.

Así, el resultado atribuido en España fue de 1.386 millones de euros, un 1% menos que el año anterior, mientras que la tasa de mora descendió significativamente, desde el 5,1% a cierre de 2018 al 4,4% en diciembre de 2019 y la tasa de cobertura aumentó del 57% al 60%.