No puedes pretender conseguir trabajo si no estás haciendo absolutamente nada. Es más, una pregunta que cada vez es más común en las entrevistas de trabajo es “¿qué has hecho mientras estás desempleado?”. Y así conocer la dinámica del candidato, si es una persona activa o no.

No te excuses y ponte a buscar, porque es la única manera probable de encontrar trabajo. Mientras tanto, lee las siguientes excusas, a ver si dejas de ponerlas.

1. “Da igual que busque, porque no hay trabajo”. Es cierto que es más complicado encontrar un empleo, pero si no buscas, transformarás la dificultad en un imposible.

2. “No sé dónde buscar”. Hoy en día hay multitud de formas de buscar trabajo, empezando por las plataformas en Internet y acabando por acudir a las oficinas currículum en mano.

3. “No tengo experiencia”. Y si nunca trabajas… Jamás la tendrás, ¿no?

4. “No sé cómo hacer mi currículum”. Es muy fácil, puedes buscar tutoriales en Internet, y en Forbes también te damos consejos para elaborarlo.

5. “No quiero tener un jefe”. Eso le suele ocurrir a las personas que tuvieron su propia empresa y que ahora deben trabajar para otras. No te dejes llevar por el orgullo, porque ese puede ser el comienzo de volver a recuperarte y poder montar de nuevo tu negocio.

También te interesa…

Las peores (y más utilizadas) frases para un currículum

5 errores que harán que tu currículum sea desestimado

Las 10 cosas más divertidas que leerás en un currículum