Os vamos a mostrar cinco maneras muy comunes en las empresas para darte cuenta de que tu negocio no va bien. Nosotros te aconsejamos que nunca pierdas el hilo de la compañía y estés pendiente de tus principales empleados, por mucho que estés ocupado con otros temas que parecen más importantes.

1. Quejas de los clientes. Es la principal manera de darte cuenta de que el negocio no funciona. Ya que si el cliente no está satisfecho, dejará de consumir y por tanto desaparecerán los beneficios.

2. Bajas y altas de puestos entre trabajadores. Si tampoco están contentos tus empleados, aunque no se refleje en los números, es el comienzo de que la empresa empiece a dar malos resultados. Tener a los empleados contentos en la mayoría de los casos implicará que se esforzarán el máximo en tus tareas.

3. No sabes qué responder ante una pregunta de medios. Si no tienes conocimiento sobre lo que ocurre dentro de tu compañía, es que estás perdiendo la conexión con ella. Si eres el encargado de su funcionamiento, algo estás haciendo mal.

4. Tus redes sociales son un fracaso. Hoy en día es un dato muy importante sobre todo para conocer el funcionamiento de las pymes. La comunicación es un factor muy importante para prosperar. Invertir en la comunicación social es un proyecto que en la mayoría de los casos trae beneficios. Si no es así, deberías comenzar a preocuparte, porque tu estrategia quizá no está siendo la correcta.