Un negocio valorado en 1,5 billones de euros (más que el PIB de nuestro país), miles de puestos de trabajo y un impacto cultural de primer orden es lo que tienen en entre manos los cinco protagonistas de esta lista. Ellos son los ejecutivos que, sin pedir permiso, marcan la realidad de una industria millonaria. En la última década, el lujo ha pasado de ser un pasatiempo de la clase ociosa a ser un fenómeno absolutamente transversal: el nuevo consumidor no tiene una edad o nacionalidad definidas y vive en un mundo globalizado. En ese contexto, los tipos que describimos a continuación marcan el camino del futuro presente. Conócelos.

Bernard Arnault
Acaba de adquirir la firma de joyería Tiffany’s por 14.700 millones de euros, la operación de compra más grande en la historia de LVMH, el conglomerado de lujo que dirige. A sus 70 años, este empresario galo es propietario de firmas tan emblemáticas como Louis Vuitton, Dior, Fendi, Acqua di Parma, Bulgari, Moët & Chandon, etc. Su próximo récord todavía está por escribir.

François Henri-Pinault
En la otra cara de la moneda se encuentra el presidente y CEO del grupo Kering (Gucci, Saint Laurent, Balenciaga, Brioni, Alexander McQueen, etc.). La semana pasada fue homenajeado en Florencia en el marco de la feria masculina Pitti Uomo. Pinault, esposo de la actriz Salma Hayek, recibió el Fiorino d´Oro (el florín de oro), la máxima distinción de la capital toscana.

El empresario Patrizio Bertelli. Crédito: Getty Images.

Patrizio Bertelli
El CEO del Grupo Prada y marido de la directora artística de las firmas Prada y Miu Miu, Miuccia Prada, es uno de los grandes nombres de la industria del lujo. El grupo que dirige es propietario de las marcas Prada, Miu Miu, Church’s, Car Shoe y Marchesi 1824. Con unas ventas de 3.142 millones de euros en 2018 y más de 13.000 empleados, es uno de los actores principales del sector.

Marco Gobetti
Es uno de los gestores más veteranos de la industria de la moda. Pasó por las oficinas de Bottega Veneta, Moschino, Givenchy y Celine, y desde 2016 sustituye a Christopher Bailey como máximo responsable ejecutivo de Burberry. La firma de lujo inglesa tiene en él y en el diseñador Riccardo Tisci a dos visionarios de primer nivel.

Marco Bizzarri
El responsable del milagro de Gucci fue quien fichó a Alessandro Michele en enero de 2015: nada más ser nombrado CEO de la firma italiana, Bizzarri puso a Michele a dirigir el equipo creativo. Bajo la batuta de ambos, la casa fundada por Guccio Gucci ha centrado el interés de medios y públicos y ha logrado unas ventas muy poderosas.