Evitarás perder el tiempo si antes te paras a valorar la oferta y saber si realmente te interesa, o si va con tu perfil. Puede que acudas a la entrevista de trabajo y te sorprenda saber que quizá no eres adecuado para el puesto, o que directamente no estás interesado. Para ello, vamos a recopilar distintos factores para valorar cuando te encuentras frente a una oferta de trabajo.

1. El horario. Tendrás que hacer tu vida en torno al horario laboral que tengas. Si tu prioridad no es el trabajo, debes buscar uno acorde con tu vida. Valora si la oferta de trabajo te permite seguir manteniendo tu vida personal.

2. El sueldo. Piensa en el esfuerzo que vas a tener que realizar y si la compensación económica se adecua a ello. Aunque estés desesperado en buscar trabajo, intenta no permitir que se aprovechen de ti.

3. Lugar de trabajo. Si tienes que desplazarte cada día hasta allí, quizá con el gasto en transporte no te compensa. También debes valorar si tienen la opción del teletrabajo, que cada vez está instaurado en más empresas.

4. Viajes laborales. Si el puesto incluye que tienes que viajar por trabajo. Debes valorar si tu situación personal te lo permite. Y conocer bien cuáles son las condiciones económicas de esos viajes.