Debes cuidar cada uno de tus actos cuando te encuentres dentro de la empresa, porque depende de las políticas de cada compañía, existen diferentes razones por las que puedes ser despedido. Lo mejor es que antes de actuar, preguntes sobre el tema. O pidas al comenzar en el puesto un documento en el que te ofrezcan información sobre las prohibiciones dentro de la compañía. Así evitarás llevarte sustos o que te llamen la atención sin tener conocimiento de la causa.

1. No cumplir con las habilidades y conocimientos que incluías en tu currículum. Por esta razón muchas empresas establecen un periodo de prueba. Puede que el candidato haya logrado engañar a los seleccionadores durante las pruebas para entrar, pero una vez que está en el cargo, es complicado seguir mintiendo.

2. Hablar mal de la empresa. La mejor forma de ver cómo es realmente una compañía es que sus empleados te hablen de ella. Si estás descontento con el puesto, comunícalo a tus superiores, pero no servirá de nada que hables mal de la compañía a otros. El mundo es un pañuelo y podrías estar comunicándoselo a la persona equivocada.

3. Crear un ambiente tóxico entre los compañeros. Si no ayudas al buen ambiente en la compañía, puede que tu salida de la misma esté cerca. Las empresas que se preocupan porque sus empleados estén contentos tienen más posibilidades de prosperar en el mercado.

4. Utilizar el teléfono de la empresa para llamadas personales. Es algo común que muchos empleados hacen, y que puede traerte problemas. Si deciden analizar el extracto de tus llamadas y no encuentran conexión con el trabajo, te pedirán que les expliques para qué utilizas el teléfono de la compañía.

5. Acceder a las redes sociales mientras estás trabajando. Depende el cargo que estés desempeñando. Si tiene relación con la comunicación o la información, formará parte de tus tareas el estar actualizado. Si no es así, y se dan cuenta de que estás perdiendo el tiempo en el trabado, te darán un toque de atención.

6. Acudir a trabajar bebido. Directamente puede suponer la expulsión de la empresa, ya que no son condiciones para acudir a trabajar. No solo tengas cuidado después de haber bebido, también al día siguiente con la posible “resaca”.

7. Relaciones sentimentales dentro del trabajo. Depende completamente de la empresa, hay en algunas en las que está permitido y no pasa nada, otras en las que está mal visto, y en algunas en las que forma parte de su política la prohibición de relaciones sentimentales entre compañeros.