El Ganso ha cerrado 2019 con unas ventas de alrededor de 68 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2% en comparación a 2018. La empresa controlada por la familia Cebrián termina el último ejercicio con ebitda positivo y confía en continuar con esta trayectoria en 2020. “Ha sido un ejercicio de cambio y de tendencia positiva, pero llevábamos una mochila importante de ejercicios anteriores. El plan de optimización de costes verá realmente sus frutos en 2020”, explica Clemente Cebrián, cofundador de El Ganso.

Tras una etapa de crecimiento acelerado, la compañía ha experimentado un frenazo entre 2017 y 2018. A principios del pasado año, El Ganso culminó la refinanciación de una deuda de unos treinta millones de euros. “Hace unos años nos centrábamos sólo en crecer, pero ahora el foco es ser rentables. Le hemos dado la vuelta a la compañía y estamos volviendo a crecer, pero sobre todo a ser rentables”, subraya el empresario.

Echando el cierre

La firma española, con el asesoramiento de EY, inició 2019 con el objetivo de reducir sus costes, lo que implicó el cierre de establecimientos no rentables. En concreto, El Ganso dejó de contar con treinta puntos de venta, principalmente en mercados internacionales, entre 2018 y 2019. “Además de cerrar los puntos de venta no rentables, estamos optimizando estructuras y controlando más tanto la producción como el stock. Llegamos a tener años en los que cerrábamos con un 20% de sobrante y eso no podía continuar. La política de rebajas también ha cambiado”, destaca el empresario.

Para este año, la estrategia de El Ganso es continuar con la implementación del plan de optimización de costes y centrarse en las posibles vías de crecimiento que “no impliquen un capex muy alto”. A nivel nacional, la firma sólo aprovechará “oportunidades concretas” en aperturas de tiendas, al tiempo que apostará por el canal multimarca para desarrollarse en el extranjero, especialmente en Francia. Además, la compañía ha afirmado que está llevando a cabo negociaciones para impulsar su crecimiento a través de franquicias, especialmente en Latinoamérica, y considera que el lanzamiento de su primer perfume en 2019 está sirviendo para generar oportunidades de negocio en los mercados internacionales.

En la actualidad, la red de distribución física de El Ganso, palanca de crecimiento del grupo (las ventas online a través de la plataforma propia solo representan el 9%), está formada por 145 puntos de venta, teniendo en cuenta tiendas propias y corners en El Corte Inglés y Galeries Lafayette.