Frente a la crisis climática (caracterizada por fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes y severos), es vital transformar y reforzar las políticas de lucha contra el cambio climático, con una acción urgente, radical, rápida y efectiva. La supervivencia de las generaciones futuras depende de ello. Y la ONU interpela a las empresas como actores protagonistas en la consecución de los ODS, en particular con el número 13: Acción por el clima.

En la actualidad los recursos hidráulicos están al límite y presentan unas señales de tensión en muchas partes del mundo (estrés hídrico, sequías, tormentas, inundaciones…). Y las previsiones de futuro, lejos de ser alentadoras, son realmente preocupantes: en el año 2050, la población mundial alcanzará casi los 10.000 millones de personas según datos de Naciones Unidas y la población urbana mundial habrá aumentado un 66%. Esto se traduce en que la demanda mundial de agua aumentará del 20 al 30% por encima del nivel actual, debido principalmente al aumento de la demanda en los sectores industrial y doméstico, lo que supondrá un serio problema.

En este sentido, SUEZ ayuda a las ciudades y las industrias en la economía circular a preservar, optimizar y asegurar los recursos hídricos necesarios. Muestra de su compromiso con los ODS es la voluntad de ser la opción preferida de clientes, empleados y grupos de relación y trabajar juntos para restaurar y preservar los elementos fundamentales del medioambiente: el agua, el aire y el suelo.

La estrategia climática de Suez 

Alineada con los ODS, recoge las líneas marcadas por el acuerdo de París y se desglosa en cuatro pilares:

• Adherirse al objetivo global de evitar la superación del incremento de 1,5ºC de la temperatura promedio, mitigando las causas del cambio climático, con una reducción de 45% emisiones en 2030.

•Adaptarse a las consecuencias del cambio climático sobre los recursos hídricos, con planes de resiliencia y continuidad e impulsando acciones de conservación y restauración de ecosistemas claves en el ciclo del agua.

•Promover modelos de economía circular, a escala de infraestructura o municipal y con soluciones de residuo 0.

•Desarrollar modelos responsables con el clima, potenciando soluciones de infraestructura verde (soluciones basadas en la naturaleza), y una economía baja en carbono.

Las soluciones y experiencias del tercer y cuarto pilar contribuyen, a su vez, a mitigar y adaptarse al cambio climático.

Por ejemplo, el proyecto europeo H2020 RESCCUE (2016-2020), liderado por SUEZ, analiza el impacto del cambio climático en el funcionamiento de los servicios públicos urbanos como el agua, la energía y las telecomunicaciones. Barcelona, Lisboa y Bristol son las tres ciudades piloto del proyecto.

Esta iniciativa tiene como objetivo desarrollar modelos y herramientas de resiliencia urbana desde un enfoque multisectorial, para escenarios climáticos actuales y futuros e incluyendo múltiples riesgos. Permitirá a los gestores y operadores de la ciudad escoger las mejores inversiones para lidiar con futuras situaciones y ser así más resilientes ante el cambio climático.

El arma de la innovación y las alianzas

La innovación es el motor que apoya las cuatro líneas estratégicas de la organización frente al cambio climático y constituye la base de su compromiso con la mejora continua como proveedores de tecnologías y conocimientos. En este sentido, SUEZ ha impulsado iniciativas pioneras tomando el modelo colaborativo como base. Se trata, por ejemplo, de Cetaqua, el Centro Tecnológico del Agua. Este es un modelo público-privado pionero, creado para garantizar la sostenibilidad y eficiencia del ciclo del agua, teniendo en cuenta las necesidades territoriales. Este modelo, que integra el mundo académico y empresarial, se ha consolidado como un referente en la aplicación del conocimiento científico al ámbito del agua y del medio ambiente con la creación de productos y servicios en beneficio de la sociedad.

Otra iniciativa es el Lab Tech4Climate, del cual SUEZ es partner y que promueve Ship2B, la aceleradora de startups de impacto social o ambiental. Los proyectos reciben asesoramiento de expertos en el sector, favoreciendo la generación de alianzas con grandes empresas y entidades públicas.

Y hablando de sinergias, SUEZ desarrolla su estrategia de colaboraciones a todos los niveles, tanto nacional como internacional. En España, están adheridos a cerca de 200 asociaciones –como AEAS, AQUAFED, o Fundación COTEC para la Innovación, solo por citar algunos ejemplos– para avanzar en el conocimiento y gestión de la innovación, la lucha contra el cambio climático y la gestión ética, de acuerdo con sus compromisos sociales y de sostenibilidad. Asociaciones como Red Española del Pacto Mundial, DIRSE, Forética o Corporate Excellence, entre otras, se convierten en aliadas estratégicas en la causa común por la sostenibilidad empresarial.

Además, otra muestra del compromiso de SUEZ es que apuesta por una selección de proveedores equitativa y transparente, que cumplen con unos mínimos requisitos en materia de sostenibilidad.