Cuando Carmine Gallo, escritor y colaborador de Forbes USA, lanzó su primer libro sobre el mercado masivo del modelo de distribución de Apple, no aparecía la palabra “tienda” asociada a la marca, sino, más bien, hablaba de la “experiencia” de Apple. Desde sus inicios, los líderes de la compañía optaron por re-imaginar la experiencia del cliente.

Durante una investigación elaborada por Gallo, se hizo evidente que las tiendas de Apple deben su éxito al hecho de que Steve Jobs y todo su equipo de venta al por menor no tenían la intención de crear una tienda convencional de ordenadores. Por eso, hemos recogido 10 razones que explican por qué “Apple Store” nunca ha sido una tienda, y qué tienen que aprender los líderes de otros sectores del enfoque de Apple para responder a las necesidades emocionales de sus clientes.