Esta es una muestra de las preguntas más comunes cuando se empieza en un lugar nuevo.

1. Dónde están las cosas. La máquina de café, el comedor, la fotocopiadora, el escáner, el baño o la salida de emergencias. Al llegar a un lugar nuevo nos podemos sentir perdidos, saber donde están estas cosas básicas te ayudará a sentirte más seguro.
2. ¿Cuál es el modelo de comunicación? Depende de la empresa y de tu superior, algunos prefieren correo electrónico, otros teléfono. Averigua también como lo prefieren los clientes.
3. ¿En qué estás trabajando? Es una simple pregunta que nos ayuda a tres cosas: Te dan una idea de la velocidad de trabajo y el tipo de trabajo, es una muestra de respeto por el trabajo de tus compañeros. También sirve para ver cuáles son algunas de las lagunas de los demás empleados y poder ver cómo solucionarlas con nuestro potencial.
4. ¿Dónde se toma el café? No es sólo por no estar perdido, saber a qué lugar acuden nuestros compañeros a la hora del café es fundamental para socializar. Es un aspecto social y cultural muy importante.
5. ¿Dónde está la fruta madura? Esta pregunta se refiere a que siempre quedaron tareas que a nadie le gusta hacer de nuestro predecesor. Aunque sean labores no tan necesarias, es importante que las lleves acabo lo antes posible. Así darás una buena imagen y será un buen paso para volverte indispensable en la empresa.
6. ¿Quién decide? Averigua lo antes posible quienes son los que toman las decisiones generales y quienes lo hacen en tu proyecto, es decir, investiga quien tiene la última palabra. Esto te ayudará a conocerlos mejor, a saber cómo les gustan las cosas y a no ir desprevenido.
7. ¿Cuál es la misión? Seguramente ya lo leíste en la web y lo hablaste durante la entrevista, pero vale la pena volver a preguntarlo. Encuentra la manera de que tu misión personal ayude a los desafíos de la empresa.
8. ¿Cómo sabemos si tenemos éxito? Cómo saber si hacemos bien nuestro trabajo. La respuesta debería ser sobre objetivos cuantificables y así dar sentido a las actividades diarias.
9. ¿Quién es el experto en…? Averigua quienes son los expertos de cada área y también quienes son los veteranos, es decir, los expertos en la institución, ayudará para saber qué es lo importante para el éxito.
10. ¿Cuál es la historia de fondo? Existen una gran cantidad de procedimientos que no entendemos o nos parecen inútiles. En vez de preguntar constantemente a nuestros compañeros por qué realizan una tarea, pregunta por la historia que hay detrás. No quieres parecer un snob juzgando continuamente.
11. ¿Cómo puedo ayudarte? A pesar de ser nuevo tienes algo que ofrecer, por eso te contrataron. Pregunta a tus compañeros en que puedes ayudar, servirá para conocerlos mejor y en un futuro poder solicitar su ayuda.
12. ¿Cómo puedo marcar la diferencia aquí? Esta es una pregunta que debes hacerte constantemente todos los días. Ser el nuevo no significa que no puedas empezar a contribuir desde el primer día. En el este momento tienes un valor que irá desapareciendo con el tiempo, nueva perspectiva. Al ser el nuevo y no estar influenciado por la empresa, su política y demás tienes un nuevo punto de vista que pude ser muy útil.
La única pregunta que no debes hacer es ¿Qué quiere que haga?, mejor pregunta ¿Cuáles son nuestras prioridades? Es decir, busca una guía que se te señale el camino pero nunca dejes la responsabilidad de tú éxito a otras personas. Hay una gran cantidad de preguntas más que puedes hacer cuando eres el nuevo, pero una que sin duda será necesaria es: ¿Qué me he perdido? Te ayudará a comprender mejor el porqué de muchas cosas y la forma de actuar de las personas.