Bret Taylor, el creador del botón “me gusta” y ex directivo de Facebook explicó por qué. Y la razón es sencilla: contagiaría una negatividad en la red social que él no quiere promover bajo ningún concepto.

Éste botón, asegura el ex directivo, podría utilizarse como forma de acoso. Incluso el de “me gusta” se pensó muchísimo. Pero Taylor afirma que el botón de “me gusta” fue pensado para expresar simpatía por una publicación, cuando no se tiene nada que decir sobre ella. “No es solamente un sentimiento de gusto, sino también un reemplazo para un comentario como ‘wow’ o ‘cool’”.

“Si existiera el botón de “no me gusta” no funcionaría de la misma forma. Después de todo, si algo no te gusta, probablemente deberías escribir un comentario, es muy posible que haya una palabra o frase para lo que quieres decir”, afirmó.