Podemos reducir el impacto ambiental con materiales inteligentes? ¿Es posible revertir la inmortalidad de las células cancerígenas? ¿Se puede diagnosticar la demencia con un simple análisis de sangre? Estas son algunas de las preguntas a las que darán respuesta los 79 proyectos de investigación e innovación de excelencia nacionales e internacionales que han recibido las ayudas otorgadas por “la Caixa”. Questions for the future es el lema de esta nueva edición que engloba tres programas distintos que impulsan la investigación y la innovación en el país. Por un lado, las becas de posdoctorado Junior Leader, cuyo objetivo es atraer y retener talento investigador; y, por otro, la convocatoria en proyectos de investigación en salud y el programa CaixaImpulse, para trasladar los resultados de la investigación biomédica a la sociedad.

La primera institución filantrópica de investigación de España ha destinado a lo largo de tres décadas más de 500 millones de euros a formación, investigación e innovación, lo que pone de manifiesto su compromiso sólido y sostenido en el tiempo en esta materia.

La entidad, que a esta nueva convocatoria ha destinado 28 millones de euros, impulsa proyectos líderes en investigación multidisciplinaria para incidir en el bienestar social, permitiendo a los 79 investigadores cambiar el futuro de las personas gracias a las investigaciones que desarrollarán en las mejores universidades y centros de investigación de España y Portugal.

En este sentido, Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria “la Caixa” ha recordado que “los científicos son capaces de transformar el mundo por medio de su imaginación, su talento y su esfuerzo, y consiguen ofrecer respuestas a preguntas que tal vez no nos hemos formulado. En la Fundación Bancaria ”la Caixa” impulsamos proyectos que ayudan a ampliar los horizontes de nuestro conocimiento, como las 79 investigaciones que presentamos, que sin duda nos ayudarán a dibujar un futuro esperanzador”.

Apuesta por el talento

¿Podemos reducir el impacto medioambiental con materiales inteligentes? Esta es la pregunta a la que busca dar respuesta Mónica Giménez Marqués. Gracias a la beca de posdoctorado Junior Leader que le ha otorgado “la Caixa”, la investigadora que trabaja en el Instituto de Ciencia Molecular (ICMol) continuará con su proyecto que explora las capacidades de los materiales porosos flexibles, conocidos como marcos metal-orgánicos o MOF, con un buen control del tamaño de las partículas para hacerlos fácilmente procesables y, por lo tanto, para mejorar su integración en filmes o dispositivos delgados. “Esta investigación, por la elevada variedad química que presentan estos materiales, da lugar a una serie de propiedades muy diversas que tienen aplicaciones en campos muy amplios y diferentes como, por ejemplo, en biomedicina”, asegura Giménez.

La investigadora explica que la beca de posdoctorado le permitirá desarrollar sus ideas de manera independiente, le proporcionará los medios para poder contratar a personal y dotarse de infraestructuras que necesite para poder llevar a cabo el proyecto. “La beca me ha abierto las puertas para poder retornar a España en unas condiciones inmejorables. Es una apuesta por una persona que de alguna manera se ha formado en el extranjero y que ha demostrado que tiene capacidades para formar un grupo de investigación. Hasta hoy, no era sencillo regresar a nuestro país en una etapa tan temprana como investigador independiente y esta oportunidad me lo ha permitido”.

Equipos multidisciplinares

En determinadas enfermedades degenerativas de retina, las células fotosensibles dejan de funcionar pero a menudo los circuitos neuronales que mandan la información al cerebro se mantienen intactos. ¿Se puede restaurar la visión con Nanotecnología?

“Intentamos desarrollar una nueva generación de implantes de retina para ayudar a pacientes que han tenido una degeneración de la misma”, explica José A. Garrido, investigador del Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2), organismo en el que se lleva a cabo i-VISION, uno de los proyectos seleccionados en la convocatoria de investigación en salud de “la Caixa”.

Tras finalizar el acto, se realizó una foto de familia con todos los galardonados.

El experto subraya que la investigación que están llevando a cabo “puede tener impacto social, principalmente en el ámbito de la medicina”, pero piensa que no solo puede tener impacto en el campo específico de la degeneración de retina. “No solamente puede utilizarse para este tipo de pacientes, sino que pueden ayudar en otros ámbitos de la medicina relacionados por ejemplo con los implantes en el cerebro, pacientes que sufren de párkinson o los que experimentan una degeneración auditiva. Todos esos implantes que se utilizan en estos campos necesitan nuevos materiales y nuevas visiones que permitan mejorarlos”.

Garrido subraya que esta es una “investigación multidisciplinar” porque se necesitan visiones muy diferentes para resolver un problema muy complejo. En este sentido, el investigador reconoce que “este proyecto no podría llevarse a cabo” sin la ayuda de la Fundación Bancaria “la Caixa”, ya que es una propuesta compleja para que “difícil encontrar financiación por otros medios”.

Impulso a la investigación

Meritxell Teixidó, investigadora asociada en el Institut de Recerca Biomèdica (IRB Barcelona), participa en un proyecto que busca dar respuesta a ¿cómo se puede mejorar la llegada de los fármacos al cerebro?

Esta investigación tiene dos objetivos: por un lado, avanzar en el desarrollo preclínico del producto estrella, y, por otro, validar el uso de la plataforma Gate2Brain en un contexto terapéutico. “Intentamos desarrollar durante unos diez años una tecnología que ayudara a mejorar el transporte de los fármacos al cerebro. Por suerte, hay mucha gente intentado desarrollar fármacos para diferentes enfermedades, pero a menudo el transporte hasta el cerebro es un paso clave que no está solucionado. Con nuestro proyecto desarrollamos pequeñas proteínas que forman una especie de tractores que podrán llevar a modo de remolque los fármacos que por si solos no puedan ir”, matiza la investigadora.

Teixidó explica que es muy satisfactorio trabajar durante tantos en un proyecto que se va a beneficiar del programa CaixaImpulse de “la Caixa”. Para la investigadora, “esta oportunidad nos permite ir un poco más allá, es decir, tenemos esta investigación básica, y ahora podemos llevarla a la realidad. Para ello necesitábamos un impulso no solo a nivel económico, también de formación. El investigador básico está acostumbrado a trabajar en una zona de confort en la que conoce mucho y esta oportunidad nos permite comenzar un nuevo camino que desconocemos. Trabajar de la mano de alguien que nos va a ir formando y acompañando en esta nueva aventura para nosotros y el proyecto es un impulso muy importante”.