Hay ciertos errores que todos solemos cometer cuando hablamos, pero debemos tener cuidado con cada una de nuestras palabras cuando estamos en una conversación que puede cambiar nuestro futuro profesional.

Os vamos a mostrar 5 errores muy comunes, que cometen hasta los expertos en negocios, pero que hay que intentar evitar siempre.

1. Hacer un monólogo en vez de un diálogo. Es comprensible que quieras mostrar cuál es tu postura e informar sobre el negocio, pero igual de importante es escuchar que hablar. No conviertas una conversación en un “speech”.

2. No tener donde apuntar lo más importante. Hay datos que se pueden olvidar si los guardamos únicamente en nuestra memoria. Está bien que siempre tengas dónde apuntar, aunque sea en el teléfono.

3. No cuidar las expresiones. No solo nos referimos a excluir de nuestro vocabulario todo tipo de palabra malsonante. También existen expresiones populares que aunque no sea tu intención pueden ofender a la otra persona.

4. El lenguaje corporal no va acorde con tus palabras. Siempre debes complementar lo que dices con aquello que haces. Por eso intenta cuidar la postura en todo momento.

5. Incluir demasiadas expresiones de relleno como “ehh…”, “uhmm…”. Debes demostrar que sabes cómo mantener una conversación de negocios. Ese tipo de expresiones o palabras de relleno denotarán nerviosismo o inexperiencia.