No cabía duda que en algún momento el gigante de Hollywood tendría la intención de empezar a utilizar estos nuevos aparatos tecnológicos para poder grabar sus futuras películas, lo que ocurría es que aún no se podía saber cuándo ya que no estaba regulado legalmente su uso en Norte América. En concreto ha sido Anthony Foxx, secretario de Transporte de Estados Unidos, el que confirmado su uso legal, añadiendo que se trata de un gran paso para esta industria. El logro ha sido conseguido tras las peticiones que han presentado la Asociación de Productos Cinematográficos de Estados Unidos.

Sí es cierto que no es la primera vez que se van a empezar a usar estas aeronaves no tripuladas ya que han sido de gran ayuda en rodajes recientes como “Transformers”, “Harry Potter” o “Skyfall” para proporcionar una sensación diferente al espectador, pero nunca han sido utilizado en territorio estadounidense. Sin embargo, y lejos de parecer algo sencillo de tratar, los drones son un tema de lo más complejo a nivel legal, especialmente por temas de seguridad aérea. De hecho, no se ha dado pleno permiso de uso, sino que a partir de ahora poseen una serie de limitaciones que deberán cumplir.

Entre estas limitaciones destaca que el drone debe estar manejado por un piloto certificado. Estos dispositivos son especialmente efectivos por no necesitar de ninguna persona que lo tripule desde el aire, pero sí desde el suelo. Además, no se puede exceder el espacio aéreo del rodaje, por lo que siempre tiene que estar visible al piloto. No obstante, la mayor limitación por el momento es que está prohibido su uso durante las grabaciones nocturnas, aunque la Administración Federal de Aviación podrá estudiar detenidamente cada caso para poder valorar de forma particular si se puede hacer una excepción o no.

Pero, ¿qué beneficios producirá este cambio? Realmente incalculables. La audiencia, cada vez más exigente, demanda una calidad cinematográfica mayor. Los efectos especiales, el uso de escenarios de diferentes países o poseer una trama que cautive desde el principio, son algunos ejemplos de requisitos que ya se dan por hecho en cualquier película que quiera perdurar en la historia. Por ello, gracias al uso de este tipo de VANT (Vehículo Aéreo No Tripulado) podremos tener efectos más avanzados e impactantes, tanto en las películas como en las series o anuncios de televisión. Se trata, sin duda alguna, de un avance legal que ha hecho historia en Hollywood.