El CEO actual de eBay, John Donahoe, quien no dirigirá alguna de las empresas después de la escisión, dijo que ve a ambas como empresas exitosas e independientes. “No estamos haciendo esto para poner ninguno de los negocios a la venta”, dijo en una entrevista con Forbes México. “Después de la separación, si se usa la valuación actual habrá dos empresas muy importantes con valores de mercado de más de 30.000 millones de dólares cada una.”

Pero, por el contrario, Icahn no estuvo de acuerdo. En una nota publicada en su página web hizo hincapié en la consolidación, argumentando que PayPal necesita adquirir o fusionarse con otros actores existentes en el espacio de los pagos para liberar todo su potencial.

Pero ¿qué pasa con eBay? Después de liberarse de PayPal, lo que queda de ella sigue teniendo un valor de entre 30.000 y 40.000 millones de dólares por lo que es la segunda empresa más importante en el espacio de comercio electrónico en Estados Unidos, sólo detrás de Amazon.com. Además aun separándose de PayPal y según algunos observadores, podría ser atractivo para Alibaba, el gigante de Internet chino cuya oferta pública inicial de 25.000 millones de dólares este mes anunció su llegada en el escenario global.

“Lo que Alibaba ha dicho es que en su plan a largo plazo sí está entrar en los mercados occidentales”, dijo Gil Luria, analista de Wedbush Securities. “No habría manera más fácil o mejor para hacerlo que mediante la compra de eBay. Tienen modelos de negocios similares, en los que no controlan ningún inventario.”

La adquisición “ciertamente es una posibilidad”, dijo el analista de Morningstar RJ Hottovy. “Si EU es el foco de su crecimiento, será un hueso duro de roer, dado su actual reconocimiento de la marca en ese país.”

“Así como es difícil desbancar a Alibaba en China, sería difícil desbancar a eBay y Amazon en occidente”, dijo Luria. “En realidad no hay otro camino para Alibaba en Estados Unidos que costara menos dinero y tomara menos tiempo.”