La pregunta que más se repite en todas las charlas y entrevistas en las que participo últimamente siempre combina los sustantivos ‘pagos’ y ‘digitalización’. Aunque el enfoque o el contexto cambien, la respuesta siempre es la misma: el móvil ha transformado la forma en la que vivimos, y se ha convertido en el primer dispositivo al que recurrimos para casi todas las necesidades. Esto también afecta a cómo compramos y vendemos.

España se encuentra en el 6º lugar del ranking mundial en penetración del móvil, según estudio de Ditrendia, con un 80% de la población con uno o más móviles. La lista la encabezan Corea del Sur y Hong Kong. En Europa, solo tenemos por delante a Italia y Polonia. Aquí, el 57% de los usuarios compran desde su dispositivo, y los motivos principales que les mueven a hacerlo son la rapidez y la libertad de poder hacerlo sin horarios.

En PayPal seguimos evolucionando para ser la mejor plataforma de gestión económica a través de una combinación de innovación tecnológica, colaboraciones estratégicas y adquisiciones específicas. Nuestro continuo esfuerzo para dar respuesta tanto a los consumidores como a las empresas que confían en nuestra plataforma nos ha hecho alcanzar los cinco millones de usuarios en España hace unos meses. Esto es como si todos los habitantes de Madrid y Barcelona juntos hubieran decidido realizar pagos más rápidos, seguros y cómodos. La trayectoria de PayPal en España en estos últimos 14 años está marcada por grandes hitos de la compañía, la mayoría centrados en ofrecer un valor añadido a empresas y consumidores con el fin de hacer del pago online y el envío de dinero una experiencia totalmente renovada para ellos. En el caso de los pagos, millones de usuarios confían en PayPal para realizar sus compras online en tiendas de todo el mundo de forma rápida y segura sin tener que introducir los datos bancarios o de tarjeta y, a su vez, disfrutar de la protección que ofrecemos tanto a empresas como a consumidores. Asimismo, en el caso de envío de dinero entre particulares, PayPal.Me, anunciada en 2015, es una manera rápida y segura de recibir pagos a través de PayPal. También hemos lanzado Fondo común, un servicio que permite reunir dinero para gastos compartidos con familiares y amigos, y los pagos entre personas, que son gratuitos desde el año pasado, permiten enviar, recibir o reclamar dinero desde la aplicación y la página web sin coste alguno.

El valor añadido de PayPal también beneficia el proceso de venta a empresas de sectores como moda, transporte, turismo o alimentación. Miles de ellos nos eligen por la confianza: los consumidores españoles son un 54% más propensos a comprar cuando el negocio online acepta PayPal, según un estudio elaborado por Ipsos MORI. Otro motivo es un menor abandono de compra, una vez el proceso ya ha empezado: el 59% de los usuarios de PayPal ha abandonado una transacción porque este método de pago no estaba disponible.

Estoy muy orgulloso del progreso que hemos hecho y cómo nos hemos adaptado a la revolución digital. A medida que los métodos de pago digitales sustituyen el efectivo, en PayPal seguimos adelante con empeño para crear formas aún más rápidas y seguras de gestionar y mover el dinero, ofreciendo más opciones y flexibilidad a la hora de enviar y recibir pagos.

No me sorprende la rapidez con la que la sociedad ha cambiado sus hábitos, y cómo la mayoría de las empresas hemos sido capaces de adaptarnos a este cambio de paradigma. Y no solo para hacer negocio, sino para servir mejor a la población: en palabras de Dan Schulman, presidente y CEO de PayPal, las compañías deben existir para hacer más que dinero, deben también hacer el bien.

La continua digitalización del efectivo y la proliferación de las tecnologías móviles crean nuevas oportunidades para conectarse, compartir, comprar y vender. Todos conocemos las ventajas inherentes a la economía digital, pero es evidente que los beneficios de la tecnología no se distribuyen equitativamente en toda la sociedad.

Aproximadamente 1.700 millones de personas no tienen acceso a los servicios bancarios, y en este ámbito, la misión de PayPal es más relevante que nunca. Hace pocas semanas lanzamos Xoom, un servicio de PayPal de transferencia internacional de dinero rápido y seguro que permite enviar dinero en más de 130 mercados en todo el mundo en cuestión de minutos. Entre todos debemos innovar y utilizar la tecnología para democratizar los servicios financieros a fin de ayudar al mayor número posible de personas y empresas a unirse y prosperar en la economía digital. Ésta es la visión unificadora detrás de todo lo que hacemos.

Esta oportunidad de brindar igualdad de condiciones y oportunidades a los que aún no las tienen no es solo un deber que tenemos como ciudadanos, sino también como empresas. Todo el mundo merece servicios financieros más convenientes, accesibles y asequibles.