Quizá tienes el perfil idóneo para el puesto, pero por no esforzarte en hacer un currículum que te represente, estás perdiendo multitud de oportunidades de alcanzar el trabajo que querrías. Aquí te vamos a mostrar cinco errores muy comunes que nos encontramos en los currículums.

1. Faltas de ortografía. Increíble pero cierto, aun existiendo los correctores, llegan muchísimos currículums a las empresas con errores ortográficos que hacen realmente daño a los ojos. Si una persona no está preocupada por cuidar su ortografía, es probable que los seleccionadores la descarten directamente.

2. Demasiada literatura. Está bien que desarrolles cómo es tu forma de ser en el trabajo, pero piensa que los reclutadores tienen poco tiempo para leer muchos currículums. Intenta ir directo al grano.

3. El orden de los factores sí altera el producto. Intenta hacer un currículum de forma lineal en el tiempo. El desorden en las páginas que te representan laboralmente puede confundir al reclutador.

4. Fotografía mal escogida o directamente ausencia de ella. No incluir una fotografía en el currículum puede ser causa de rechazo en muchos trabajos. Elegir mal una imagen puede implicar también que sea desestimado. Por ejemplo, está prohibido incluir una fotografía recortada en una discoteca o en la playa.

5. Las mentiras. Como dice el refrán “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”. Y es que no hace falta la entrevista personal para descubrir que muchos currículums incluyen mentiras. Con llamar a las empresas anteriores que aparecen sirve para destapar al mentiroso.