Puede que tu propósito no sea vivir de tu blog, si no también poder venderte como trabajador a través de él. Por eso os vamos a mostrar algunos consejos para que adecues tu blog de tal forma que te sea más fácil encontrar trabajo a través de él.

Cada vez más veces las empresas se meten en Internet para investigar a los candidatos. Si encuentran un blog cuidado y con una imagen que vaya acorde con la empresa. Seguramente sumará puntos para quedarte con el puesto.

1. Busca un nombre que te represente.
No solo tiene que ser original y que se recuerde fácilmente. También debes encontrar un título que represente cómo eres. Otra opción es incluir tu verdadero nombre para facilitar a las empresas que lo encuentren.

2. Céntrate en un tema que controles.
Lo mejor es elaborar un blog que esté especializado en una temática. Así podrás desarrollarte en esa especialidad y marcar la diferencia respecto a los otros blogs.

3. Intenta escribir todos los días.
Incluye en tu agenda diaria un tiempo para dedicar al blog, aunque no sea para escribir en él. Debes invertir también tus horas en mejorar la presencia de tu blog para que resulte más atractivo.

4. Si te es imposible escribir todos los días, determina una frecuencia para postear.
Así tus seguidores no tendrán que estar pendientes de cuándo habrá nuevas entradas para leer. También es importante que informes cuando te vas de vacaciones o te vas a tomar un descanso. Así no parecerá que lo tienes abandonado.

5. Conecta tu blog a las redes sociales.
Existen multitud de aplicaciones que hacen que cuando publiques tu entrada aparezca directamente en las redes. Si lo prefieres, también lo puedes hacer de forma manual y personalizada según el tipo de red social.