1. Las ganas de aprender de Bob Esponja
El rey del mar destaca por su capacidad para adquirir conocimientos nuevos y adaptarse al entorno. Como emprendedor, esta cualidad te puede servir para aprovechar todas las oportunidades y querer aprender del resto. Nos enseña a tener expectativas y querer ampliar nuestras habilidades sin prejuicios.

2. El liderazgo de Mickey Mouse
Está claro que es el líder de todo su grupo de amigos. Es el encargado de motivar a Pluto o Donald en todo momento y de ayudar a Daisy cuando es necesario. Es imprescindible adquirir esta cualidad para saber organizar a un equipo desde la confianza y la responsabilidad. Nos enseña a ser una más dentro con la compañía y un modelo a seguir para el resto.

3. La pasión de Pedro Picapiedra
Bajo su aspecto poco cuidado se esconde un gran luchador que se esfuerza por conseguir lo que quiere. De este personaje destaca el entusiasmo que pone a cada proyecto y la confianza que tiene en sí mismo. En los negocios es de gran importancia sentirte ilusionado con lo que haces para disfrutar de cada paso y crecer profesionalmente siendo feliz.

4. La perseverancia de El Coyote
El Coyote se caracteriza por esa capacidad para fijar un objetivo e intentar por todos los medios conseguir su meta. No le importa las veces que tenga que intentarlo si, al final, lo consigue. Este es el espíritu que el emprendedor debe de desarrollar. Se trata de esforzarte por llegar hasta los logros y aprender de los baches del camino, sin darse por vencido.

5. El ver más allá de Mafalda
Mafalda nunca se ha conformado con lo que hay a su alrededor. Junto a su grupo de amigos, Guille, Susanita y Felipe han buscado nuevas experiencias con el único objetivo de marcar la diferencia. De su personalidad cualquier empresario puede aprender que cada paso cuenta y que con ellos, podemos llegar a conseguir grandes éxitos. Pero, no hay que ser impaciente. Todo llega.