¿Cuáles crees que son las manías de los ricos?

Han conseguido hacer grandes fortunas gracias al crecimiento de sus empresas. Han dedicado su tiempo desde el primer momento y siguen esforzándose por avanzar día tras día. Pero, ¿todo es trabajar? Ni mucho menos. Los millonarios tienen hábitos a los que nunca dirían que no. Quizás hayan sido fundamentales en su camino hacia el éxito…o no. En cualquier caso, según inc.com, todos ellos te sorprenderán. ¿Quieres saber cuáles son? Ahí van algunos ejemplos.

¿Cuáles crees que son las manías de los ricos?

1. Mark Zuckerberg y su coche
El fundador de una de las redes sociales más exitosas del momento, Facebook, tiene dinero para conducir cualquier coche que quisiera pero, se conforma con el de toda la vida. Viaja con su Volkswagen GTI, un coche que está lejos del descapotable que mucho imaginamos. El coche está valorado en 30.000 dólares.

¿Cuáles crees que son las manías de los ricos?

2. Charles Ergen y su almuerzo
A menudo nos imaginamos las mansiones de los multimillonarios con un amplio servicio para hacer todo lo que necesiten. Todas las tareas del hogar, e incluso algunas como pasear al perro, quedan fuera de sus manos aunque hay excepciones. El empresario estadounidense Charles Ergen ha confesado que siempre se prepara el almuerzo para llevarlo a la oficina él mismo. El bocadillo es a su gusto y, por lo tanto, forma parte de sus hábitos.

¿Cuáles crees que son las manías de los ricos?

3. Warren Buffett y pensar diferente
Éste es un hábito o un estilo de vida que hace que el éxito esté cada vez más cerca. Buffett siempre ha querido marcar la diferencia con sus movimientos y seguir un camino diferente al que estaba marcado. Ha hecho su fortuna mediante la compra de inversiones, algo en lo que pocos confiaron. Es decir, su visión supo ir más allá y aceptar el riesgo para triunfar con las recompensas.

¿Cuáles crees que son las manías de los ricos?

4. Kirk Kerkorian y el no tener miedo
Si hay algo común que une a los empresarios exitosos es su capacidad para aceptar los fracasos y volver a intentarlo una y otra vez. El billonario Kirk Kerkorian, con 97 años de edad, ha celebrado grandes triunfos pero también ha aprendido de los grandes errores. Supo perder y supo ganar. Se podría considerar una manía pero es más bien una garantía.

[td_smart_list_end]