“Si no te gusta algo cámbialo. Si no lo puedes cambiar, cambia tu actitud” – Maya Angelou.

El miedo a lo desconocido es una sensación que atemoriza, ya que por regla general somos seres cómodos. Cambio significa romper la rutina, aprender nuevos hábitos, probablemente empezar desde cero. ¿Qué nos da más miedo mantener un trabajo que odiamos o empezar en uno nuevo y desconocido? Afrontémoslo, la segunda opción tiene muchas más posibilidades de salir bien. El actual empleo es difícil que vaya a mejorar, el nuevo puede que te haga feliz, que tu jefe se preocupe por ti y valore tus capacidades. Nunca lo sabremos si no emprendemos este nuevo camino llamado cambio.

5 recomendaciones a tener en cuenta

1. Es más fácil ser contratado por una nueva empresa mientras sigues como empleado en la actual. Esto significa que la empresa donde trabajas valora tus aptitudes y se siente satisfecha con tu desarrollo profesional en ella. Cuando decidas cambiar de trabajo debes buscar uno nuevo antes de dejar el presente.

2. Haz una lista de los aspectos que más odias de tu actual trabajo, te ayudará a aumentar los sentimientos de rechazo y a tomar la decisión.

3. Otra lista por hacer es la que incluye a las personas que conoces y que pueden ayudarte a encontrar nuevos empleos. A día de hoy el networking es una de las opciones más prometedoras.

4. El dinero no debe ser una prioridad en el momento de buscar empleo. Siempre que trabajes en algo que te gusta, aunque el salario no sea nada del otro mundo, te sentirás más feliz. Y es que las personas que se sienten más contentas con su trabajo son aquellas que han hecho de su hobbie su vida profesional. El entusiasmo siempre es un valor añadido que te puede ayudar a ascender dentro de la empresa.

5. Cuando hayas tomado la decisión de buscar un nuevo trabajo te empezarán a aparecer oportunidades por todas partes. Con el mero hecho de tomar la decisión abres tu mente a nuevos caminos, lo que hará que te conviertas en una persona más positiva y con más energía.

No podemos dejar que los miedos frenen la intención de hacer lo que realmente queremos en la vida y, como bien sabrás, sólo hay una manera de averiguarlo.