1. No tenerla es perder parte de público
Para tener un perfil en Instagram no hace falta dinero, demasiado tiempo o ser un experto de las redes sociales. Es una aplicación sencilla, gratuita, rápida y muy fácil de usar. ¿Por qué no pruebas? Tienes que tenerla actualizada, pero no te requerirá apenas tiempo.

2. Puedes mostrar tus productos a través de fotos o vídeos
Esta red social es muy buena para las personas que hacen sus propios productos en casa, que tienen una tienda, una empresa… Independientemente de cuál sea tu caso, puedes hacer fotos o vídeos a tus productos (por ejemplo el proceso de elaboración si lo has hecho a mano) y compartirlos con tus seguidores.

3. Puedes compartir los contenidos de Instagram en otras redes sociales
Lo que se sube a Instagram no tiene porqué quedarse en Instagram. Puedes compartir automáticamente ese contenido también en redes sociales como Twitter o Facebook. Esto te ahorrará tiempo y esfuerzos.

4. Verás los comentarios y opiniones de tus seguidores
Al igual que en otras redes sociales, aquí también podrás ver los comentarios y sugerencias de tus clientes y/o seguidores. Ya sabes que los comentarios hay que tomarlos como algo constructivo y positivo, aunque sean críticas.

5. Puedes usar hashtag y links para promocionarla
Gracias a los hashtag (#) puedes hacer que muchas personas (no sólo tus seguidores) puedan llegar al perfil de tu empresa. También puedes poner links a tu web tanto en tu perfil como en las fotos.