Es fácil crear una situación comprometida o, incluso, negativa si no mides tus palabras. El portal soyentrepreneur.com aconseja que estos 10 temas queden fuera de la oficina.

1. Los logros conseguidos. Si hay una conversación que debes evitar es aquella en la que parece que quieres quedar por encima de otros y hacer de menos al resto. Cada uno sabe cuáles son sus metas y cómo conseguirlas. No alardees de tus triunfos sin razón aparente.

2. Hablar sobre la imagen de una persona. Este tipo de comentarios puede hacer que tu compañero se sienta incómodo y se cohíba. Respeta el estilo de cada uno y será más fácil que te respeten como persona.

3. Remarcar los años que lleva en la empresa. No todo el mundo se siente orgullo de los años que tiene y prefiere que sea algo que quede en la intimidad. Sacar este tema puede hacer que tu compañero crea que le intentas decir que es hora de jubilarse.

4. Las críticas internas. Hay que saber muy bien con quién hablas sobre la gestión de tu jefe. Puede que llegue a sus oídos y te repercuta negativamente. Por ello, es inapropiado que saques esta conversación. Cubre tu espalda.

5. Las creencias religiosas o políticas. Aparta los temas que puedan generar controversia entre tu equipo o que pueda enfrentar a unos y otros. Es algo que no aporta nada al curso de la empresa y que no te debe de influir para trabajar.

6. Cuestiones de género. Hay que tener cuidado con los diálogos que acaban siendo ofensivos para un sexo u otro. Evita que tus comentarios den la sensación de que crees en la desigualdad entre hombres y mujeres.

7. Cómo conseguiste el puesto. Lo importante es que todos formáis parte de un mismo equipo. Hay personas que quizás hayan tenido “ayuda” para acceder al puesto y no estén dispuestas a contarte la verdad. Es preferible que no tengan que pasar ese mal rato.

8. Datos sobre el salario. Los temas económicos y lo que cada uno cobra debe de quedar al margen de las cuatro paredes de la oficina. Puede ser que recibáis cuantías diferentes en base a las comisiones. Sacar este tema puede generar una mayor competencia en el equipo.

9. Los problemas personales. En el puesto de trabajo es preferible evitar hablar sobre las dificultades que cada uno tiene en su vida personal. Puede hacer que esa persona se derrumbe y se desconcentre. Si de verdad te interesa lo que le pasa, queda para hablar fuera.

10. Comentarios racistas. Puedes pensar que este tipo de comentarios pueden resultar graciosos pero, habrá gente a la que le moleste. Puede crear una situación de discriminación innecesaria y hacer sentir mal a las personas de una raza determinada.