La invitación, donde se puede leer “nos hubiera gustado decir más”, revelaba un “evento exclusivo” que tendrá lugar el próximo 9 de septiembre a las 10 am en Flint House, California.

Éste lugar, que tiene un aire especial para la firma, acogió el debut del Macintosh en 1984, hace ahora 30 años. Algunos rumores señalan que será una manera especial de rendir homenaje a la marca, con la llegada de un innovador producto a la casa: el iWatch.

Se espera que Apple lance el iPhone 6 en dos tamaños, un modelo de 4,7 pulgadas y una versión más grande de 5.5 pulgadas, posiblemente llamado el iPhone 6L.

El precio de los nuevos iPhone podría ser un poco más altos que sus predecesores, gracias a una pantalla de zafiro, material utilizado habitualmente en relojes de gama alta. La inclusión de una pantalla de zafiro hará que sea mucho más complicado de rayar.