1. Una imagen (o un vídeo) vale más que mil palabras
La audiencia de Twitter (y de cualquier red social en general) es mundial. A pesar de que el inglés es el idioma más hablando en nuestro planeta, el efecto visual siempre va a saber representar y expresar mucho más que 140 caracteres. Obama supo utilizar esta clave cuando publicó en la red una imagen abrazado a su esposa celebrando su reelección en 2012. No obstante, no tiene por qué ser una imagen explícita del personaje, sino que puede ser cualquier elemento visual: la clave principal es poder facilitar al usuario entender lo que queremos transmitir.

2. La importancia de los sentimientos
Los sentimientos siempre juegan un papel muy importante en la viralidad de los vídeos, artículos o noticias publicados en Internet. Desde poder reírnos o despertar en nosotros un poco de curiosidad, hasta conmovernos o entristecernos: cualquier sentimiento es válido para poder llamar la atención. Por ejemplo, tras la muerte de Cory Monteith, actor conocido por la serie Glee, su novia, Lea Michele, publicó un tweet en el que daba las gracias por el apoyo recibido, añadiendo una imagen de ambos. Fue retuiteado casi 400.000 veces, convirtiéndose en unos de los más compartidos en 2013.

3. ¡Está pasando en este momento!
Twitter es inmediato. De hecho, el éxito de esta red social se basa en publicaciones continuas por lo que si algo ha ocurrido hace un par de días, ya no tiene ningún interés para los usuarios. Todos los tweets que han cosechado su mejor éxito han sido publicados en el mismo momento en el que ocurría. De esta manera, el ejemplo más claro podría ser la selfie tomada en la gala de los Oscar, la cuál fue compartida más de 3,5 millones de veces.

4. Lenguaje cotidiano
Tu publico quiere conocerte cómo eres en realidad y cómo es tu día a día. Por ello, siempre va a tener mucho más éxito una cuenta que publique con un lenguaje cotidiano ya que de esta manera pueden sentir cómo eres en realidad. Niall Horan, miembro de One Direction, publicó en enero 2010 un tweet en el que decía que había solicitado entrar en Factor X. Sus abreviaturas, naturalidad y sencillez le hicieron ser retuiteado casi 500.000 veces.