1. No dejar ningún cabo suelto
Unos días antes de irte ve haciendo una pequeña lista en la que reflejes todo lo que tienes que hacer antes de marchar de vacaciones. No dejes ningún cabo suelto porque te podría costar tu descanso vacacional con llamadas desde la oficina para requerir tus instrucciones o resolver dudas.

2. Hablar con todos los empleados o responsables de área
Informa a todos tus empleados de tu ausencia vacacional. Si tu empresa es grande, hazlo con los responsables de cada área, pero no dejes que nadie desconozca tu ausencia. De esta forma podrán consultarte dudas y tú podrás pedirles que te reporten como llevan sus trabajos o proyectos hasta el momento.

3. Informar de posibles eventos y/o reuniones
Informa a los responsables que quieras designar de las reuniones, eventos o citas con clientes a las que tendrán que enfrentarse. Dales pautas acerca de cómo tienen que actuar, ir vestidos, etc.

4. Evaluar a tu equipo de dirección
¿Para qué? Para saber quiénes son las personas más capaces para quedarse al frente de tu empresa mientras tú no estás. Haciendo una pequeña evaluación te darás cuenta de quién es la persona más idónea para tal puesto de responsabilidad.

5. Activar el “out of office” de Outlook
Es una sencilla opción de Outlook, con la que escribes un mensaje determinado que se enviará a todas las personas que te manden un email. Bien, úsalo para informar a todo aquel que se ponga en contacto contigo que estás de vacaciones y el email de contacto de la persona que has dejado a cargo de tu empresa. ¡Muy útil!