Los entornos de trabajo han evolucionado de forma radical y cada vez son más las personas que buscan equipos informáticos que les permitan estar conectados desde cualquier lugar y que se adapten a todas las situaciones de su rutina diaria, desde enviar un correo electrónico hasta preparar una presentación para una reunión o ver una película.

Así, cada vez son más los datos que manejamos por medio de ordenadores y dispositivos móviles conectados entre sí, haciéndonos más vulnerables a los riesgos de ataques internos y externos. Por ello, en un mundo cada vez más tecnológico, en el que el ordenador puede llegar a ser ‘el mejor amigo del hombre’, la seguridad a la hora de utilizar internet es una preocupación que toma una importancia relevante.

En este sentido, Mónica Valle, periodista especializada en ciberseguridad, explica que todo dispositivo que esté conectado a internet “debe contar con las medidas de seguridad necesarias para evitar en la medida de lo posible incidentes y amenazas, ya que cualquiera de estos aparatos puede ser un punto de entrada de los ataques informáticos”. Aunque, en su opinión, el principal problema es que muchos de estos aparatos “no han sido diseñados desde la base teniendo en cuenta su ciberseguridad, tan solo su funcionalidad”.

Conexión segura

Los robos de información o de identidad, la pérdida o manipulación de datos o la interrupción del servicio son acciones a las que, lamentablemente, todos estamos expuestos. Sin embargo, es posible reducir los riesgos implementando diferentes recomendaciones y utilizando diversos recursos.

No obstante, aunque algunas medidas de prevención deben ponerlas en marcha los usuarios, existen otras herramientas tecnológicas que dependen de los propios aparatos. Por ello, es importante que los fabricantes y marcas se comprometan a crear aparatos seguros para todos, como es el caso de los productos de la marca HP, diseñados teniendo en cuenta la importancia de la ciberseguridad. Así, toda la gama HP Elite 1000 incluye soluciones específicas de seguridad y gestión, como HP Endpoint Security Controller, HP Sure Start y HP Sure Run, y el HP EliteBook x360 1030 añade, además, HP Sure Recover con Embedded Reimaging. Esta función almacena la imagen del sistema de software en una memoria integrada, garantizando la recuperación de los datos, aunque se borrase el disco duro y no hubiese conexión a la red disponible. Por si todo esto fuera poco, la gama HP Elite 1000 va un paso más allá en el compromiso de proteger el trabajo del usuario e incorpora Sure View, una tecnología pionera que se activa con solo pulsar una tecla y que funciona como un filtro de privacidad, reduciendo el ángulo de visión para que solo pueda leer la pantalla quien esté sentado directamente frente a ella e impidiendo así que pueda ser leída desde los laterales por miradas indiscretas.

En opinión de Valle, uno de los aspectos más destacables de cualquier dispositivo informático en la actualidad “es la posibilidad de que éste tenga la capacidad de proteger nuestros datos e información que manejamos en él”. En este sentido, el dispositivo HP Elitebook cuenta con el ya mencionado ‘filtro de privacidad’, así como con funcionalidades que añaden protección extra contra malware y enlaces maliciosos, “amenazas a los que los usuarios deben enfrentarse cada día”.

Todos sufrimos ciberataques

A diario se producen ataques en la red, aunque en algunos casos pasan prácticamente desapercibidos. Para la experta fundadora de Bit Life Media –una web dedicada a la actualidad de la tecnología–, un claro ejemplo son “los correos electrónicos maliciosos, que se hacen pasar por compañías o entidades legítimas para tratar de robarnos nuestros datos personales o nuestro dinero”, a los que, en muchos casos, los profesionales no les dan importancia.

Por ello, la autora de Ciberseguridad: Consejos para tener vidas digitales más seguras, un libro en el que pone de manifiesto acerca la seguridad informática a los usuarios de forma amena y sencilla, recuerda que se debe “tener en mente las nociones más importantes que nos ayudarán a mejorar nuestra seguridad online: usar dispositivos actualizados a la última versión (tanto sistema operativo como software), tener cuidado con dónde se hace clic bien sea en el correo electrónico, redes sociales o cualquier otro lugar, mantener copias de seguridad actualizadas y usar dispositivos y soluciones de seguridad que nos hagan más fácil la tarea de mantener nuestros datos lo más protegidos posibles”.