1. Dedica meses a preparar la jubilación
Empieza a planificar tu jubilación lo antes posible. Una buena forma de hacerlo es invertir y ahorrar. Reserva parte de tus ganancias a tu futuro. Ahora es cuando puedes beneficiarte de oportunidades que te ofrezcan una mayor compensación a largo plazo.

2. Suscríbete a un plan de pensiones
Este tipo de decisiones harán que, cuando te jubiles, tengas mayores ventajas y más estabilidad económica. Aunque todavía eres joven, una buena edad para interesarte por tu plan de pensiones son los 40 años. Al principio no supondrá ningún esfuerzo y, a la larga, dará sus resultados de cara a la jubilación.

3. Conoce bien tus gastos
Antes de retirarte del trabajo, tienes que saber cuáles son tus gastos reales y cuánto ingresas. Te permitirá organizar mejor tus ganancias para que, durante tu jubilación, tengan el capital idóneo por el que has estado trabajando durante años.

4. Paga deudas antes de jubilarte
Parece que nunca llegará pero la jubilación tiene su tiempo y tienes que estar preparado. Durante tu etapa como trabajador asegúrate de hacer todos tus pagos correctamente y evitar tener deudas en el futuro. Así mismo, es importante que intentes terminar de pagar tu hipoteca antes de jubilarte.

5. Deja el trabajo de forma progresiva
Puedes hablar con tus jefes y proponerles tu idea. Se trata de reducir tu jornada laboral cuando rondes la edad de jubilación. De esta forma, irás realizando menos funciones de forma progresiva y el cambio no será tan drástico.

6. Introduce nuevos hábitos en tu vida
Ya no estarás sujeto a 8 horas de trabajo. Es momento de aprovechar el tiempo. Un día puede ser muy bueno si consigues centrar tu energía en realizar actividades de ocio que te permitan sentirte activo. Ocupa tus horas y haz lo que antes no podías por cuestiones laborales.

7. Sigue estableciendo metas
Todavía tienes mucha vida por delante. Dejar de trabajar no significa acomodarse en un sillón y limitarse a comer y dormir. Puedes seguir consiguiendo triunfos pero de una forma diferente. Marca unos nuevos objetivos y proponte alcanzarlos. Es una forma de motivarte.

8. Disfruta del tiempo libre
Cuando trabajamos, el tiempo en familia tiende a reducirse. Hay demasiadas preocupaciones que no te dejan desconectar del trabajo. Pero, desde el momento de tu jubilación, esto cambiará. Ten un horario flexible e intenta aprovechar cada día con amigos y familiares.