1. Datos bancarios por adelantado
Hay muchas empresas dedicadas exclusivamente a buscar trabajo a otras personas. Hasta ellas suelen llegar personas desesperadas que no consiguen empleo o con pocas dotes para saber moverse laboralmente. Si una compañía te pide demasiados datos bancarios antes de ofrecer resultados, no sigas por su camino. Se aprovecharán de tu cuenta.

2. Tus funciones no son las acordadas
Desde los primeros días de trabajo, te das cuenta de que la labor que desempeñas no es la que habías acordado en la entrevista. Te harán creer que tienes que estar en ese puesto durante unas semanas para después subir de categoría pero, nunca llegará el cambio.

3. El salario es demasiado alto
Las oportunidades de trabajo que resultan ser falsas atraen a sus futuros empleados con cantidades de dinero que no tienen nada que ver con la realidad. Reflejan un sueldo concreto pero, a la larga, te das cuenta de que es imposible llegar a él porque influyen otro tipo de factores que no están en tu mano, sino en la de la empresa.

4. Ofrecen demasiadas facilidades
Dan la oportunidad de elegir tu propio horario y administrar tus tareas. Estas ofertas de trabajo intentan captar al mayor número de personas y para ello, se muestran flexibles ante cualquier situación. Una empresa seria siempre tiene un modelo de negocio que seguir.

5. Utilizan un vocabulario comercial
Te dará la sensación de que más que ofertar un puesto de trabajo, estarás ante un anuncio publicitario que lo que intenta es venderte su producto. Suelen ser muy llamativas y utilizan exclamaciones para resaltar frases positivas y motivadoras. Con estas características, tiene todo el perfil para ser una oferta de trabajo falsa.

6. Garantizan el curso de formación

Muchas empresas intentan llamar la atención de sus futuras víctimas asegurando que, tras realizar su curso de formación, encontrarán trabajo sin problemas. La mayoría de las veces, este periodo de formación lo tendrás que pagar y, al final, no se cumplirá lo prometido.

7. No hay información sobre la empresa

Es fácil saber si la oferta de trabajo que tienes ante ti es verdadera si empleas parte de tu tiempo a buscar información sobre la compañía que ofertante. Un negocio consolidado tendrá una página web donde ofrecerá información propia. Si no es así, desecha la oferta. No es muy fiable.