En la pasada conferencia de desarrolladores de Samsung el jefe de producto de la firma, Justin Denison, dejo caer la llegada del primer móvil plegable. No fue la presentación oficial, y aún queda mucho por desarollar, pero las previsiones son optimistas y el Galaxy F está en marcha.

Los coreanos fueron escasos en información, pero supuso la confirmación de que Samsung está inmerso en el desarrollo del Galaxy F. Su lanzamiento comercial, tal y como avanza la agencia de noticias coreana Yonhap, citando a fuentes informadas, está previsto para marzo tras haberlo presentado con todo detalle en Barcelona en el Mobile World Congress de Barcelona.

La estrategia de Samsung pasa por aprovechar el marco de este congreso para anunciar su apuesta más potente. Así, el Galaxy F será un terminal con pantalla 7,4 pulgadas en su posición desplegada y de 4,6 pulgadas al plegarse. Se desconocen los precios de este dispositivo, pero las fuentes citadas por la agencia sostienen que el producto podría comercializarse por 1.770 dólares. Será el 25 de febrero en Barcelona cuando se conozca todo sobre el esperado teléfono plegable que tanto espera el mercado.