Los días 23, 24 y 25 de noviembre regresa el evento de hípica más importante de nuestro país con una excepcional programación cargada de novedades, tanto en lo deportivo como en lo relativo al ocio hípico para toda la familia. Los pabellones 12 y 14 de IFEMA serán los encargados de acoger un año más este evento de hípica de referencia mundial.

La Fundación MHW pretende contribuir con el evento de una manera activa y voluntaria a crear un compromiso en lo relativo a las mejoras sociales, económicas y ambientales muy conscientes de que si no este esfuerzo por convertir a Madrid en el epicentro del mundo del caballo no tendría sentido.

En esta persecución de los compromisos sociales, IFEMA MHW ha tomado acuerdos con diversas asociaciones y ONGs para acoger colectivos de niños en riesgo de exclusión para que puedan disfrutar de contacto directo con el mundo del caballo y participar en sus ya tradicionales sesiones de equitación inclusiva y adaptada, entre otras actividades.

Por primera vez en la historia de este certamen estará presente la Fundación Bertín Osborne, que trabaja para mejorar la calidad de vida de las familias de niños con lesiones cerebrales. Así, las dos esperadas sesiones de Pony Turf, una de las competiciones más divertidas y aplaudidas por el público de IFEMA MHW, serán apadrinadas por ASION (Asociación Infantil Oncológica de Madrid) y la Sonrisa de Alex (Fundación para la investigación y el tratamiento del sarcoma de Ewing). Además, la propia política de la Fundación MHW está comprometida a contratar personal en riesgo de vulnerabilidad social durante la celebración del evento y a cuidar recelosamente el trato a las estrellas del evento: los caballos.

En su compromiso con el cuidado animal, el Salón del Caballo contribuirá al fomento del respeto por los animales dando protagonismo a las corrientes más comprometidas con el bienestar de los caballos, como la equitación etológica, que mejora el rendimiento y la relación con el animal. IFEMA MHW acogerá el Proyecto SAM, una iniciativa que planea crear un santuario para caballos en la isla de Menorca y cohesionar protección medioambiental, turismo, contacto con el medio rural y bienestar animal. Ésta y otras iniciativas se implicarán en diversas actividades con el fin de aprovechar activamente la notoriedad de IFEMA MHW como plataforma desde la que lanzar sus campañas de concienciación y promover la aplicación y mejora de las leyes vigentes en cuanto a bienestar animal.

En cuanto al cuidado del entorno ambiental, el Salón del Caballo se compromete a dar el tratamiento estimado a los residuos generados por los más de 400 caballos que tomarán parte en IFEMA MHW, con el objetivo de que el impacto en el entorno sea mínimo. Para ello se ha puesto en marcha el llamado Plan de Gestión de Estiércol, en el que la empresa CLECE, autorizada para la gestión de residuos, recogerá, entre los días 21 y 26 de noviembre, el estiércol y los restos de las camas de los caballos, almacenados en los contenedores que se ubicarán en la zona de cuadras.

Las entradas al evento están a la venta en la web de IFEMA Madrid Horse Week con un precio a partir de 15€ para asistir a las competiciones y de 5€ para el Salón del Caballo. Por su parte, los niños hasta 14 años tendrán la entrada gratuita al Salón y la entrada a las competiciones a partir de 10€.