1. Identifícalo
Seguro que tienes claro que en tu próximo puesto quieres todos los puntos que hemos dicho antes: un buen sueldo, ambiente, que te sientas feliz y te llene… Pero, ¿sabes cuál es el puesto específico donde podrías conseguir todos esos requisitos? Es el punto base: saber si necesitas más estudios de los que tienes, si tienes habilidades reales para desempeñar ese cargo, si tienes suficiente experiencia…

2. Busca gente que trabaje en ese puesto
Una vez tengas claro cuál es ese puesto, puedes buscar personas que trabajen en él. Bien a través de contactos personales, LinkedIn u otras redes sociales. Si puedes conocerlos, mejor que mejor.

3. Asiste a eventos relacionados
Apúntate a eventos y charlas que tengan que ver con el puesto al que quieres dedicarte. Te empaparás de información y puedes conocer a muchísima gente que trabaje en el sector que te interesa. ¡Los contactos son fundamentales!

4. Rodéate de personas que te motiven
Intenta que las personas que tienes alrededor te ayuden y motiven en tu día a día. Deben ser personas capaces de apoyarte en tu camino hacia el éxito sin pedir nada a cambio. Las personas que nos rodean dicen mucho de nosotros mismos, y pueden cambiar el devenir de nuestra vida, tanto profesional como personal.

5. No pares de mandar CV
Es el último de los pasos: si te has formado, has conocido gente, etc., lo que te queda es jugar todas las manos posibles con tus mejores cartas. Manda a todas las empresas que te interesen tu currículum y una buena carta de motivación. ¡Mucha suerte!