Gilberto Benetton, uno de los fundadores del Grupo Benetton, fallecía el pasado lunes a los 77 años de edad a causa de una pulmonía que le había llevado a ingresar en un hospital de la localidad italiana de Treviso.

En 1965, Gilberto fundó junto a sus hermanos Luciano, Giuliana y Carlo el grupo textil italiano. Cada uno de ellos tenía un rol: mientras que Luciano se encargaba de la parte creativa, Gilberto era la mente pensante que propició la expansión de Benetton más allá de la industria de la moda. Giuliana y Carlo eran los técnicos.

A pesar de la solidez que mostraba el grupo, la muerte de Carlo este verano y el derrumbe del puente de Morandi (Gévona) -edificación gestionada por una de las sociedades de la constructora Atlantia, propiedad del grupo Benetton- suponía para el grupo y la familia un fuerte revés.

No solo moda

Gilbeto impulsó el patrocinio de la marca en el ámbito deportivo siendo imagen de equipos de rugby, baloncesto y la Fórmula 1. Pero, más allá de su apoyo al deporte, los medios nacionales le reconocían como el artífice de la expansión del grupo hasta campos como la construcción. Llegando al punto de hacerse en 1986 con uno de los mayores holdings de infraestructuras que existen en Europa.

Además de director del Grupo Benetton, fue vicepresidente de Edizione y de Autogrill, además de director de Atlantia, Mediobanca, Pirelli y Allianz.