Iberdrola está entre las tres primeras empresas del Ibex 35 con más mujeres en sus consejos. La razón de este hito se debe a que su actuación se enmarca en la acción social, tal y como ha defendido su presidente, Ignacio Sánchez Galán, en la conversación que ha mantenido con la periodista Gloria Lomana.

“Nuestro compromiso con la sociedad nos ha animado a apoyar la presencia femenina en ámbitos como el nuestro, el de la energía y la industria”, ha comentando Sánchez Galán. Se trata de un sector que históricamente ha estado dominado por los hombres debido, sobre todo, a la escasez de mujeres ingenieras. “En los años 50 las mujeres estudiaban filosofía y letras o farmacia. Con el paso del tiempo se empezaron a decantar también por la medicina y estamos esperanzados en que, poco a poco, las mujeres también comiencen a estudiar ingenierías”, añadió el presidente de Iberdrola.

Pero el compromiso de Iberdrola por conseguir “que la presencia femenina en este mundo sea mayor” no solo se basa en creencias y esperanzas, sino que desde la compañía las acciones sustentan su posición en esta lucha. Las políticas puestas en marcha en referencia a la compaginación de trabajo y maternidad lo demuestran: “en Iberdrola llevamos 18 años con un plan que da a la mujer quince días antes del parto, manteniendo el 100% del sueldo. El año después del parto la mujer puede elegir su jornada adecuándose a un horario flexible. Además, si pide baja por maternidad, se le asegura que durante los cuatro años siguientes mantendrá el puesto”, ha defendido Sánchez Galán. Asimismo, tal y como ha mantenido Lomana, es importante que los hombre que dirigen y lideran las empresas visibilicen el valor de las mujeres que tienen alrededor y faciliten la aplicación de estas políticas que son tanto para hombres como mujeres.

Inteligencia emocional, el punto fuerte femenino

El tratamiento de los estereotipos sociales, a veces, son un buen aliado. Así lo ha demostrado Lomana, quien ha defendido que “dados la vuelta, se convierten en oportunidades. Nosotras aportamos una mirada más a largo plazo gracias a nuestro tesón, espíritu de sacrificio y flexibilidad”. Idea que Sánchez Galán ha reforzado apuntando que las mujeres cuentan con una inteligencia emocional que, a la hora de gestionar las empresas, es importante para entender qué se dice y el por qué. “Ahí las mujeres nos ganan por goleada”, ha concluido Sánchez Galán.