1. No comprobar que la aplicación funciona correctamente
Si nunca has usado Skype o la aplicación con la que vayas a realizar la entrevista, haz varias pruebas antes del “gran momento” y así te familiarizarás con el uso de la misma. Además un rato antes de comenzarla, comprueba que funciona correctamente.

2. No tener expresión corporal
Al estar sentado delante de la cámara y que no se vea más allá de la cintura (como mucho) puede que dejes de lado los gestos con las manos y te limites a mantenerlas apoyadas en las piernas. Gesticula al igual que lo harías en una entrevista real, no te quedes estático frente a la cámara.

3. No tener un fondo adecuado
Durante toda la conversación el entrevistador tendrá el fondo que hayas elegido dentro de su campo visual. Por eso lo más lógico es elegir un fondo neutro (a poder ser blanco) para que no llame demasiado la atención. Intenta evitar por todos los medios hacerlo en una cafetería o similar, ya que por detrás pasarán personas continuamente y habrá ruidos que interfieran en la conversación.

4. Ir vestido de cualquier forma
Como probablemente la entrevista la realices en tu casa, puedes pensar que puedes ir vestido de cualquier manera. ¡Nada más lejos de la realidad! Debes vestirte igual que si la entrevista la realizases en el despacho de una empresa. Recuerda que sigue siendo una entrevista en la que te juegas un puesto de trabajo y que las apariencias son realmente importantes para causar una buena impresión.

5. Comer o beber durante la entrevista
Parece algo obvio, pero al igual que sucede con la vestimenta, puedes creer que al estar en casa puedes seguir los hábitos normales del día a día. Evita no sólo comer y beber (a menos que sea agua), también tener comida o bebida a la vista de su entrevistador. La imagen que proyecta es malísima.

6. Permanecer serio
Hay que tener una actitud seria y responsable, pero eso no quiere decir que no puedas sonreír. De hecho hacerlo es absolutamente necesario para mostrar que eres una persona agradable y con entusiasmo. Por supuesto, no muestres una sonrisa falsa y forzada, naturalidad ante todo.