¿Por qué hay un tipo de persona que siempre tiene éxito en todo lo que hace? Seguramente reunirá muchas de estas 10 cualidades que os vamos a mostrar a continuación.

1. Estar seguro de sí mismo sin llegar a ser arrogante.

2. No poner excusas ante los errores. Admitirlos y seguir adelante.

3. Hablar de los logros en plural, teniendo en cuenta al equipo.

4. Ser una persona que busca el equilibro entre el trabajo y la vida.

5. Tener ambición sabiendo que para crecer es necesario el trabajo.

6. Encontrarse tranquilo ante una situación desconocida.

7. Saber coordinar un equipo en ausencia del superior.

8. Reaccionar rápido ante los problemas.

9. No tener miedo a afrontar nuevas experiencias.

10. Flexibilidad en los horarios y lugares de trabajo.

Eso sí, estas cualidades que se demandan de los trabajadores deben ser recompensadas tal y como se acuerdan en la firma del contrato. Ya que si se promete algo que no se cumplirá más tarde, este tipo de cualidades se pueden ir perdiendo en con el tiempo. Si el empleado no recibe lo que cree que se merece, puede cambiar completamente su forma de ser en el trabajo. La culpa no será de que los reclutadores no hicieron bien su trabajo, si no de la empresa que no estuvo a la altura del candidato.