La recuperación del sector inmobiliario es cada vez más real. El fuerte interés de los inversores es uno de los principales sustentos que tiene este mercado para asentar su recuperación. Según datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre enero y mayo de este año se llevaron a cabo 217.539 transacciones de viviendas, un 13% más con respecto al mismo periodo del curso pasado. Del total, un 18% corresponde a vivienda nueva, lo que se traduce en 38.328 nuevos inmuebles residenciales.

El mercado ‘prime’ también ha presentado un crecimiento notable. El último informe de la agencia inmobiliaria Lucas Fox, enfocada en el segmento residencial prime, lo confirma. Durante el primer semestre de 2018 la compraventa de inmuebles residenciales de lujo experimentó una enorme subida, concretamente un 27%. Este dato se tradujo en un incremento del precio medio de venta hasta el 19% en el mismo periodo de tiempo.

Este informe también apunta que las zonas en las que más subió la venta de vivienda de lujo fueron las principales ciudades españolas y los destinos vacacionales, registrando récord histórico. En Madrid, el número de transacciones subió un 20%; mientras que en Valencia fue del 10%. Sin embargo, la situación política de Cataluña ha ocasionado un efecto negativo en las operaciones sobre viviendas de lujo.