Las nuevas tarjetas son mini figuras LEGO , de cuatro centímetros de altura, con el nombre del empleado en la parte delantera de la camiseta y su información de contacto en la trasera. Frente a las tradicionales y, muchas veces, aburridas tarjetas de papel, Lego apuesta por reforzar su imagen creativa a todos los niveles.

Jorgen Vig Knudstorp, CEO de la compañía, cuenta ya con una de estas originales tarjetas de visita, según afirma el diario norteamericano Wall Street Journal. Una novedosa iniciativa que esperan prolongue el recuerdo de la marca entre los potenciales clientes y, además, crear una imagen innovadora de la empresa.

LEGO, que comenzó como un humilde negocio familiar en Dinamarca en 1932, se ha convertido en una moderna multinacional que ocupa ya el tercer puesto mundial en fabricantes de juguetes. Durante sus ochenta años de historia, nunca ha faltado a su filosofía de trabajo, dejando volar su imaginación. Y ésta es una muestra más de su propio nombre: Lego, “Leg godt”, “Juega Bien”.