Credibilidad

Los CEO que pierden su credibilidad nunca pueden recuperarla. Si cuando hablan con los demás, estos, consideran que les están contando la verdad es que lo están haciendo bien. Una mentira aunque sea piadosa puede llevar a su empresa a la quiebra ya que los empleados y clientes no podrán confiar en su juicio nunca más.

Competencia

Puede ser visto como creíble, pero no como una persona competente. La gente puede creer que usted está diciendo la verdad, pero también puede considerar que usted está equivocado, mal informado. Si la gente no confía en su juicio, tendrá poca influencia sobre su comportamiento y perderá su liderazgo.

Debe estar informado de todo lo que acontece a su alrededor tanto grandes movimientos como problemas considerados menores.

Amabilidad

La gente debe creer en el mensaje y en el mensajero. Tener competencia y credibilidad pero no preocuparse por los empleados de tu empresa no te llevará muy lejos. Si siempre antepones tus intereses a los del resto de trabajadores de la empresa, no conseguirás que se involucren en el proyecto en el que estás poniendo todas tus ilusiones.

Conocer el nombre de todos tus empleados, respetar las vacaciones o los ratos de descanso, son acciones muy importantes para obtener el mayor rendimiento de los empleados de una organización.